La central obrera dijo que el "golpe" se consumó gracias al accionar violento de grupos civiles que actuaron con el beneplácito de la policía autoacuartelada y la pasividad del ejército.
realizaron una conferencia para repudiar lo sucedido en bolivia.
realizaron una conferencia para repudiar lo sucedido en bolivia.

La Confederación General del Trabajo (CGT) manifestó hoy su "más enérgico repudio" ante la consumación de un "golpe de Estado" en el Estado Plurinacional de Bolivia.

La central obrera dijo que el "golpe" se consumó gracias al accionar violento de grupos civiles que actuaron con el beneplácito de la policía autoacuartelada y la pasividad del ejército.

El motín está dirigido contra el presidente constitucional Evo Morales, quien había convocado a un nuevo proceso electoral y llegó incluso a presentar su renuncia, buscando que prime la convivencia pacífica, el respeta a la vida y la integridad de las personas, indicó la CGT.

"Como trabajadores, que conocemos y hemos sufrido la persecución, valoramos la institucionalidad democrática y no podemos aceptar que la violencia desatada avance sobre las conquistas sociales y económicas alcanzadas por la lucha de los pueblos latinoamericanos", dijo la CGT en un comunicado.

Señaló en ese sentido que es el pueblo boliviano quien debe decidir sobre su destino, en elecciones libres e informadas, y de ese modo proclamar a su próximo gobierno, en libertad y sin ningún tipo de persecución ni proscripción.

"Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Bolivia y sus representantes políticos, sociales y sindicales y exigimos que se respete la integridad física de quienes están siendo perseguidos por aquellos que promueven la violencia y el caos institucional", agregó la Confederación.

Por último señaló que en América Latina se necesita profundizar el sendero de la democracia y construir procesos de Justicia Social para nuestros pueblos, único camino de realización para construir nacionales libres y soberanas.

El texto lleva la firma de los secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña; del secratario de relaciones internacionales, Gerardo Martínez; el secretario de Derechos Humano, Julio Piumato; y del secretario de prensa, Jorge Sola.