Héctor Dáer le reprochó al Gobierno que el año pasado no se cumplió con el bono, por eso exigen esta vez un "decreto universal y obligatorio para que alcance a todos los trabajadores" tanto del ámbito público como privado. Podría ser de $5 mil en dos cuotas.

La reunión paritaria entre la CGT, los empresarios y el Gobierno pasó a cuarto intermedio hasta el jueves en medio de las negociaciones para evitar el paro de 36 horas, el quinto contra Cambiemos.

Cuarto intermedio hasta el jueves.

La “mesa chica” de la CGT reclamó al Gobierno nacional la publicación de un decreto con la firma presidencial que garantice el pago de un bono de fin de año por parte de los empresarios privados y el Estado. ¿Por qué? “El último acuerdo no lo cumplieron, queremos un decreto universal y obligatorio para que alcance a todos los trabajadores”, sintetizó Héctor Daer, uno de los secretarios de la CGT.

La cifra que se maneja es de $5 mil en dos cuotas (noviembre y enero) para los trabajadores del sector privado y público, pero acordaron volver a reunirse para terminar de definir la medida.

También se analizó la implementación de un esquema para evitar despidos hasta marzo: si un empresario quiere despedir a un trabajador tiene que primero acudir a la Secretaría de Trabajo y ahí se discutirá con el sindicato y el Estado para ver si se puede encontrar una solución.