Es para todos los trabajadores que están en relación de dependencia en el sector privado. La negociación de los estatales se realiza por separado.

Finalmente se confirmó: la CGT aceptó el bono de fin de año de $5 mil en dos cuotas y levantó el paro de 36 horas pleneado para desarrollarse este mes.

El decreto quedó redactado y con la firma de Mauricio Macri quedará obligatorio el pago para los empleados en relación de dependencia del sector privado. Se cobrarán dos cuotas no remunerativas de $2.500, una en noviembre y otra en enero. Éste es el piso, si algún sindicato acuerda un monto mayor, pasa a ser remunerativo.

Leé también:  Sin bono, la UPCN negocia con el Gobierno para reabrir la paritaria
Se levantó la medida de fuerza de 36 horas prevista para este mes.

El ministro de Producción Dante Sica explicó también que están “encaminadas” las negociaciones con el sector público para ampliar la compensación a los estatales.
Sobre la posibilidad de que este monto corra a cuenta de futuras paritarias, el texto del decreto dice que eso se deberá discutir en las paritarias de cada actividad, entre los empresarios y sindicatos.

El Decreto de Necesidad y Urgencia también incluye un sistema para frenar los despidos: antes de tomar la decisión deberá haber una instancia administrativa y obligatoria entre la empresa, el gremio y el Ministerio de Trabajo.

Como desde la UIA y la CAME advirtieron que parte de las empresas no podrán afrontarlo, se evalúa la posibilidad de que las Pymes paguen estos montos en más cuotas.
Esta medida que se acordó con empresarios y sindicatos para “bajar la conflictividad
laboral”.