El ex PF de Banfield y actual de Defensa y Justicia se refirió a los entrenamientos que los jugadores realizan en sus casas y adelantó que si vuelve el fútbol se necesitará de un reacondicionamiento proporcional al parate que lleva la actividad.
El,profe Alejandro Kohan habló de los trabajos de los jugadores en tiempo de cuarentena.

Está claro que llevar adelante un entrenamiento en casa no es lo mismo que en un campo de juego y con el resto de los compañeros. La pandemia del Coronavirus hizo que los planteles dejaran de trabajar diariamente y los preparadores físicos, médicos y kinesiólogos elaboraron un plan estratégico para llevar adelante y no perder la forma física.

Alejandro Kohan, preparador físico que tuvo tres etapas en Banfield y actualmente acompaña a Hernán Crespo en Defensa y Justicia reconoció que no es lo ideal, ya que todos los jugadores no pueden entrenar de la misma manera, ya sea por medio del Zoom o los videos que se les acercan para cumplir con un rutina diaria.

"Depende del espacio de cada uno, algunos tienen más y pueden hacer unas pasaditas y elevar el volumen de trabajo. Pero es muy individual de acuerdo a donde viven. Al que tiene departamento hay que cambiarle el formato de trabajo para buscar que eleve la intensidad de entrenamiento de acuerdo a los metros cuadrados que dispone. Pero dista muchísimo de ser la situación de trabajo diario en un club para todos los equipos", apuntó el profe, que anteriormente integró varios cuerpos técnicos en el Taladro.

Hay muchas conjeturas acerca de la vuelta del fútbol. Se discuten formatos, continuidad o no de los torneos, pero todo muy por arriba. En concreto no hay nada. Pero Kohan es consciente de que, si se decide seguir, va a demandar un tiempo la puesta a punto.

"Se va a necesitar un tiempo proporcional al tiempo de este parate. Todos están entrenando en sus casas, pero el nivel de volumen, de intensidad, el tipo de entrenamiento que hacen es inespecífico a lo que después empiezan a necesitar diariamente para estar en forma y competir. Esto es un paliativo donde se busca el mejor costo posible en este tiempo de cuarentena. Esta es una situación real a la deseada", describió el profesional.

Y agregó: "Supongamos que (los jugadores) estimulen la parte aeróbica y la parte de fuerza en sus casas, pero todo lo que tiene que ver con entrenamientos de partes de juego hace que el jugador vaya perdiendo el taiming de la situación, de los patrones motores específicos que le demanda la actividad. Eso hay que regenerarlo de vuelta a partir de situaciones con pelota y de juego".