Con el retorno del Emperador al Lencho Sola volverá el clásico 4-4-2. El técnico tiene un equipo en mente, pero recién el jueves habrá un panorama más certero de quienes serán los 11 que recibirán a Talleres de Córdoba.
Jesús Dátolo en acción, Falcioni confía en su fútbol para levantar la puntería.

Pasó la presentación de Julio Falcioni como técnico de Banfield, de la vuelta a casa del Emperador y su idilio con el hincha. Bien, ahora es momento de planificar lo que será el debut de su cuarto ciclo al frente del plantel, este domingo frente a Talleres de Córdoba en el estadio Florencio Sola, a partir de las 13.15 con arbitraje de Ariel Penel.

El DT prometió “resultados” por sobre el “buen juego”. No hace falta aclarar demasiado. A Banfield lo persiguen los números de la tabla del descenso, la calculadora pasó a ser parte de este presente, y hay que empezar a sumar triunfos (lleva tan solo uno en cinco fechas).

Leé también:  Banfield busca aire en Peña y Arenales

Falcioni no andará con vueltas: 4-4-2, nada de tres centrales y dos laterales de ida y vuelta. Lo suyo es sencillo. Y siempre le dio réditos. Con Esteban Conde en el arco, la defensa se pararía con Rodrigo Arciero, Renato Civelli, Jorge Rodríguez y Claudio Bravo. Es decir, Corcho abandonaría la posición de volante central y volvería a la "cueva", aunque no se descarta que juegue Luciano Lollo.

En el mediocampo, marca y juego. Por un lado Luciano Gómez en su posición natural por la derecha, más Sergio Vittor (conoce ese puesto y tiene proyección con remate de larga distancia), Juan Pablo Álvarez y Jesús Dátolo, que se reincorporó a las prácticas tras ausentarse en los partidos contra Defensa y Justicia y Boca. Arriba, el picante Agustín Urzi y el uruguayo Junior Arias, que hasta el momento no ha marcado goles.

Leé también:  Vittor: "Es una alegría inmensa, hicimos un gran esfuerzo"

Es la idea del DT, el proyecto de equipo que tiene en mente. Este martes, no  pudo contar con Claudio Bravo y Julián Carranza, ambos titulares en el seleccionado argentino Sub-23 que se midió amistosamente con la Reserva de Boca en el predio de la AFA en Ezeiza como parte de la preparación para el Torneo Preolímpico clasificatorio a Tokio 2020.