A través de videoconferencia se siguió este miércoles la segunda jornada del debate en la que declaró Marcos Bazán: "Si yo quedo detenido, el asesinato de su hija va a quedar impune”, le dijo a la madre de la adolescente asesinada.
el juicio se lleva adelante desde este martes a través de videoconferencia.
el juicio se lleva adelante desde este martes a través de videoconferencia.

Este miércoles se llevó a cabo la segunda jornada del juicio que se reanudó en plena cuarentena por videoconferencia para esclarecer el femicidio de Anahí Benítez. Declaró el único imputado, Marcos Bazán, quien le habló directamente a la mamá de la joven: "Si yo quedo detenido, el asesinato de su hija va a quedar impune".

Además, al término de la sesión hubo -al igual que ayer- tensión entre la Policía y los familiares y amigos de Bazán, que estuvieron manifestándose en la puerta del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora.

LA DECLARACIÓN DE BAZÁN: "Señora, yo entiendo que perdió a su hija de la peor manera que una madre puede perder a una hija, pero verifique bien señora, porque si yo quedo detenido, el asesinato de su hija va a quedar impune. Porque yo, Marcos Bazán, no tengo nada que ver con tal crimen que se ha cometido”, dijo el imputado por videoconferencia, y siguió: "Discúlpeme señora mi intromisión, pero se lo tenía que decir. Muchas gracias”, agregó al dirigirse directamente a Silvia Pérez, madre de la joven que a mediados de 2017 fue asesinada y hallada enterrada en la Reserva de Santa Catalina.

Los uniformados les advertían a los jóvenes que no tenían permiso para estar en la calle, pero ellos alegaban el derecho constitucional a manifestarse. También hubo un intercambio de palabras con la custodia del edificio -reja de por medio- luego de que el tribunal pasara a un cuarto intermedio por haber escuchado los cánticos y los bombos.

Al comenzar su declaración, el acusado afirmó ser "inocente" de todos los cargos que se le imputan y dijo que no conocía de antemano ni a la víctima Anahí ni al otro imputado que tiene la causa, Marcelo Sergio Villalba (42), quien en febrero dejó de ser juzgado por decisión del TOC 7 ya que, por sus problemas psiquiátricos, se consideró que no estaba en condiciones de estar en el debate.

NUEVO MOMENTO DE TENSIÓN. Al igual que durante la jornada de reanudación del juicio que fue ayer, nuevamente este miércoles se vivieron momentos de tensión al finalizar la segunda jornada.

La Policía les pidió a los jóvenes manifestantes que estaban en la puerta del tribunal, amigos de Bazán, que presentaran un permiso para estar en la calle, pero el abogado del único imputado pidió que no se llegue a mayores y pidió que se lo lleven a él.

La letrada de Bazán, Rosario Fernández, contó: "Mi socio, el doctor Eduardo Soares, se puso a disposición para que ninguno de los manifestantes fuera detenido. Se solucionó todo inmediatamente y no hubo más que entredichos entre las partes".

También Fernández destacó que el abogado Eduardo Soares no está detenido, como se había dicho en un principio.

El próximo lunes a las 9 de junio será la jornada para los alegatos de las partes.