Los expertos coincidieron en que Villalba padece de "una estructura psicótica" en un cuadro determinado como "esquizofrenia paranoide". El proceso seguirá con Bazán en el banquillo.
Uno de los principales imputados quedará afuera del juicio durante el proceso.

Uno de los dos acusados del femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años hallada asesinada en la Reserva Santa Catalina en 2017, no continuará siendo juzgado en los Tribunales de Lomas de Zamora, luego de que una junta médica determinó que no estaba en condiciones de afrontar el proceso por sus trastornos psiquiátricos, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora tomó esa decisión esta mañana respecto al imputado Marcelo Sergio Villalba (42), quien el martes había comenzado a ser enjuiciado junto a Marcos Esteban Bazán (36) por el crimen de la chica.

Fuentes judiciales informaron que el juicio continuará respecto a éste último acusado, el cual llegó al debate con dos calificaciones alternativas y su defensa sostiene que está detenido "injustamente" desde hace más de dos años.

El defensor oficial Roberto Fernández, quien representa a Villalba, había explicado al TOC 7 en la primera jornada que un peritaje realizado al imputado reveló que no estaba en condiciones psicológicas de afrontar las audiencias y que, en todo caso, sea juzgado más adelante, en un segundo debate oral.

En tanto, el fiscal del juicio, Hugo Daniel Carrión, y el abogado Guillermo Bernard Krizan, representante de la madre de Anahí, rechazaron el planteo del defensor oficial de Villalba, ya que consideraron que sí estaba en condiciones de participar del juicio porque comprendía "la criminalidad de los hechos".

Leé también:  Piden a la Corte que se restablezca el servicio de justicia

Ante esta situación, los jueces Roberto Conti, Elisa López Moyano y Roberto Lugones plantearon una modificación en la lista de testigos y llamaron ayer a declarar a cuatro peritos oficiales y de parte que realizaron los distintos informes psiquiátricos y psicológicos.

Los expertos coincidieron en que Villalba padece de "una estructura psicótica" en un cuadro determinado como "esquizofrenia paranoide", por lo que no puede enfrentar un juicio oral, ya que no está apto para defenderse de manera activa.

Los jueces, entonces, suspendieron el debate respecto a este hombre y continuarán juzgando a Bazán, tras lo cual esta tarde fueron otros testigos, dijeron las fuentes,

En el inicio del debate oral, tanto Villalba como Bazán se habían negado a declarar ante el tribunal y se presentó la madre de Anahí como primera testigo.Silvia Pérez Vilor contó cómo era su hija, con quiénes se relacionaba y dio detalles del operativo de búsqueda de la adolescente, del cual participó activamente junto a la policía.

Luego, declaró una vecina de Bazán, quien contó que una noche antes del hallazgo del cadáver de Anahí vio que en la casa del acusado había una "fogata" que le llamó la atención y que durante algunas horas varios perros ladraron en el sector en el cual fue encontrado luego el cuerpo de la adolescente.

Leé también:  Encontraron el cadáver de Claudia Repetto, desaparecida desde el 1 de marzo

Bazán llegó a juicio oral acusado de ser coautor de "privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" y, alternativamente, como partícipe necesario de "abuso sexual agravado por acceso carnal".

En tanto, Villalba estaba acusado de "robo, abuso sexual agravado por acceso carnal" en carácter de autor, y por "privación ilegal de la libertad agravada y homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" en calidad de coautor.

En el inicio del debate oral, tanto Villalba como Bazán se habían negado a declarar ante el tribunal y se presentó la madre de Anahí como primera testigo.

Con esa calificación, en caso de ser hallado culpable, Bazán podría ser condenado a prisión perpetua.

El hecho ocurrió el 29 de julio de 2017, cuando la adolescente salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para caminar unas cuadras hacia el Parque Municipal Eva Perón.

Su familia denunció la desaparición ese mismo día y el 4 de agosto el cadáver de Anahí fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.

La autopsia determinó que la joven había muerto por asfixia por sofocamiento y que había sido víctima de un ataque sexual.