Trabajadores realizaron una protesta para reclamarle a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que destine mayor presupuesto para el sector.
Los médicos protestaron en la intersección de Belgrano e Italia.
Los médicos protestaron en la intersección de Belgrano e Italia.

Con la instalación de una carpa sanitaria en la equina de la avenida Belgrano e Italia, los trabajadores de los Hospitales provinciales de Avellaneda protestaron por la “crítica situación” que atraviesa el sistema de salud público y le exigieron a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que destine mayor presupuesto para el sector.

Con pancartas  y volantes, los médicos les explicaron a los vecinos los problemas que deben afrontar para atender a los pacientes todos los días. “Hay falta de medicamentos, de materiales descartables y las condiciones de infraestructura son muy delicadas”, coincidieron los representantes de los Hospitales Fiorito, Presidente Perón y Wilde.

Leé también:  Los médicos bonaerenses aceptaron un aumento salarial del 32%

El presidente de la seccional del Hospital Fiorito de la Cicop, Aníbal Aristizábal, explicó cuáles son principales problemas que tiene el centro de salud hoy. “Hace meses que los vecinos no pueden hacerse una colonoscopía, que el servicio de neonatología esta cerrado y está integrado por tres neonatólogos nada más. Esto lo sabe el ministro (de Salud, Andrés Scarsi) y por lo tanto la gobernadora Vidal”, resaltó.

La acumulación de basura en los pasillos, la falta de personal y la necesidad de alcanzar un aumento salarial que acompañe la marcha de la inflación fueron otras de las exigencias que se hicieron escuchar en la primera de las dos jornadas de lucha que lanzó la Asociación de Profesionales de la Salud en toda la provincia de Buenos Aires.

Leé también:  Comenzó la construcción del nuevo edificio de la Secundaria Nº26

El gremio que nuclea a médicos y profesionales de la salud y que ya paró un día la semana pasada repitió la medida porque el Gobierno bonaerense no los recibe para negociar desde el 14 de junio pasado y no les brinda respuestas a sus exigencias.

“Los gobernantes vacían progresivamente la salud de los hospitales, y nos quitan este derecho a hacer lo que nos gusta (…) Somos privilegiados porque estudiamos una carrera pero reclamamos el derecho a poder ejercerla en condiciones dignas para garantizar la salud de la comunidad”, agregó Aristizábal.

Durante la protesta se instaló un consultorio médico de atención espontánea, se brindó un taller de hábitos saludables y una charla sobre “la situación de la salud”

Leé también:  Por un escape de gas, hubo un incendio en el Hospital Presidente Perón

Participaron vecinos, pacientes e integrantes de la Asociación de Trabajadores del Estado, la Federación de Organizaciones de Base y Mujeres del Encuentro de Avellaneda.