Una orden judicial los implica por no cumplir con el tratamiento de Lautaro, un nene de dos años que debe hacerse un procedimiento en Estados Unidos.
El funcionario de Macri, a poco de dejar su cargo, con complicaciones legales.

Además del vaciamiento que sufrió la salud en los últimos años, ahora se complica la situación judicial de los máximos funcionarios del macrismo en esa cartera. El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, y su par cordobés, Francisco Fortuna, fueron imputados por incumplir una orden judicial para cubrir el tratamiento de Lautaro, un nene de dos años, que debe hacerse un procedimiento en Estados Unidos.

Lautaro nació con síndrome de corazón izquierdo hipoplásico y el 3 de octubre el juez Federal, Ricardo Bustos Fierro determinó que el Estado nacional y provincial debían cubrir el tratamiento en Boston.

Leé también:  Macri dejará un dólar 539% más que caro que en 2015

Según difundió la familia, la Justicia sostuvo: “Se establece un 70% a cargo del Estado Nacional y un 30% a cargo de la Provincia de Córdoba”

Carlos Nayi, abogado de la familia, contó que “la cuenta en el Banco Nación fue abierta el jueves pasado, pero no se han puesto a disposición los fondos y ya venció el segundo emplazamiento determinado por la Justicia”, y sostuvo que el nene tiene que viajar este mismo sábado.

Lautaro fue intervenido por primera vez a corazón abierto a los 6 días de vida. A los 6 meses ya había tenido dos cirugías de este tipo y dos cateterismos cardíacos, en uno de los cuales sufrió un tromboembolismo venoso.