Los gremios marcharon a la Plaza de Mayo, junto a estatales. Fueron miles de maestros que circularon por las calles porteñas, para reclamar por la convocatoria a paritarias nacionales.
los docentes denunciaron el “desfinanciamiento educativo”.

Los gremios docentes marcharon a la Plaza de Mayo en la primera jornada de un paro de 72 horas. Fueron miles los maestros que circularon por las calles porteñas, denunciando el “desfinanciamiento educativo” y reclamaron la convocatoria a paritarias nacionales.

En el acto, la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, se quejó de que “desde el Gobierno hablan como ángeles y gobiernan como demonios”.

La sindicalista se quejó de que “han eliminado por decreto la paritaria docente. Están llevando a las escuelas de todo el país a situaciones muy difíciles”. “Nos sacaron las becas para nuestros pibes, chicos y chicas de sectores populares ya no van a la universidad, ni al terciario ni al secundario”, añadió.

Leé también:  El fallido de Santilli sobre quién será el candidato a presidente de Cambiemos

Los cuatro grandes gremios docentes que convocaron a la masiva movilización y al paro de 72 horas fueron Ctera, Ademys, la Conadu y los privados de Sadop. A la movilización se acoplaron los médicos de la Cicop, la Asociación de los Trabajadores Estatales y los judiciales bonaerenses que protestaron frente a la Casa de la Provincia.

“Las maestras y los maestros reclamamos toda la vida por condiciones digna para enseñar y aprender. Nos quieren calladas, nos quieren sumisas, quieren que repitamos el discurso de la derecha. Para ellos la escuela está en crisis, pero son ellos lo que quieren mercantilizar la educación y hacen convenios con ONGs para nuestra capacitación”, dijo Alesso.

Leé también:  Vidal espera una resolución de la Justicia para negociar colectoras con Alternativa Federal

La medida de fuerza de 72 horas, que se sintió fuerte en la provincia de Buenos Aires, fue dispuesta por Ctera, que decidió extender el paro hasta el viernes 8, en adhesión al paro nacional de mujeres.

Desde los gremios estimaron que el acatamiento fue del 90%, mientras que para el Gobierno bonaerense apenas rondó el 38%. Además, la gestión de María Eugenia Vidal advirtió que descontará los días de paro, como lo viene haciendo en cada conflicto.

La adhesión habría sido fuerte en distritos del Conurbano bonaerense, en especial en La Matanza. En La Plata una mayor cantidad de docentes se plegaron al reclamo y oscilaron entre 85%.