El oficialismo y la oposición se pusieron de acuerdo para que las empresas puedan aportar dinero a las campañas políticas. El tope será de un 5%.
El proyecto será debatido en el recinto antes de fin de mes.

Cambiemos y el peronismo llegaron a un acuerdo en el Senado para permitirles a las empresas privadas aportar al financiamiento de los partidos políticos y las campañas electorales.

El proyecto cuenta con dictamen y antes de fin de mes será debatido en el recinto. La iniciativa propone cambios en la ley de financiamiento de los partidos políticos y cuenta con el aval de la Casa Rosada para ser aplicada en 2019.

El tema generará un profundo debate las próximas semanas, sobre todo luego del escándalo de los aportantes truchos y a raíz de las consecuencias negativas que tendrá en los partidos más pequeños.

Leé también:  Ctera, Conadu y Sadop llamaron a un paro nacional con movilización

El texto establece que todos los aportes que reciban los partidos sólo podrán realizarse “mediante transferencia bancaria, cheque, tarjeta de crédito o débito” y cualquier otro medio o plataforma digital que permita la trazabilidad de los fondos.

La otra novedad es la reducción a la mitad (del 10% al 5%) de la cuota de espacios gratuitos para propaganda en los medios de comunicación.

El tope de aporte será del 5% sobre el total del gasto autorizado a cada partido. Surgió como cifra de consenso entre la propuesta del Ejecutivo, que lo fijaba en 2%, y del PJ, que pretendía llevar el techo al 15%.