Tras varios operativos, lograron rescatar a Enzo Zárate (18) y Lucas Vivas (20) en una zona pantanosa. Ambos se recuperan de un cuadro de deshidratación y están fuera de peligro.   

Tras seis días de búsqueda.

Luego de seis días de angustia, la historia terminó con final feliz y los pescadores  que habían desaparecido el domingo 12 de agosto en una zona peligrosa de la costa del Río de la Plata a la altura de Hudson, en Berazategui, fueron encontrados con vida este sábado al mediodía tras un intenso operativo de búsqueda por agua y tierra.

Luego del rescate a cargo del equipo de Guardavidas y Defensa Civil local, Zárate y Vivas fueron derivados al Hospital Evita Pueblo, donde quedaron internados.

"Les tienen que hacer análisis porque llegaron deshidratados.Todavía no pude ver a mi hijo ni conversé con los médicos. Estamos todos los familiares acá, la verdad que fue un volver a nacer", dijo a Clarín el papá de Enzo, Leonardo Zárate, desde el centro de salud.

Todo comenzó cuando se fueron a pescar y en un momento se perdieron en el bosque. No hubo ningún tipo de comunicación, ya que no se habían llevado los celulares. Estuvieron seis días sin comer y tomando agua de lo que podían encontrar.

Los jóvenes habían ido con otro amigo que prefirió volver a su casa y no seguir.

Consideró arriesgado avanzar en un área de "selva marginal", pantanosa y con vegetación muy tupida entre arroyos que desembocan en el río.