La suba de precios alcanzó un 3,1% en diciembre y el acumulado anual se ubicó como el más el alto desde 1991. A su vez, el salario real cayó 17,3 puntos en tres años.
También hubo una fuerte caída del poder adquisitivo.
También hubo una fuerte caída del poder adquisitivo.

Según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), la inflación tuvo un incremento del 47,8% durante 2018 y fue la más alta desde 1991. También hubo una fuerte caída del poder adquisitivo.

El organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) informó que la suba de precios alcanzó un 3,1% en diciembre en el marco de un año que será recordado como el “peor año desde 2002”. “La inflación fue la más alta no sólo desde 2002, sino desde 1991, años en los que Argentina estaba sumida en una profunda crisis económica y social”, indicó el estudio.

Leé también:  Sandleris reconoció que inflación en octubre "será alta" y que recién bajará en noviembre

Acerca de la evolución del poder adquisitivo, entre noviembre de 2015 y diciembre de 2018, el salario real cayó 17,3 puntos porcentuales, lo que significó la baja más profunda desde la crisis de 2001/2002. “Durante todo el año pasado, el poder adquisitivo cayó todos los meses desde enero sin haber encontrado aún un piso”, remarcaron desde el IET.