El máximo goleador de la historia de Brown le pondrá punto final a su carrera en Adrogué. “Estoy disfrutando de cada día, de cada entrenamiento, haciendo lo que realmente me gusta, es algo muy lindo haber vuelto para vestir esta camiseta", afirmó.
Gastón Grecco volvió definitivamente a Brown, donde piensa retirarse.

Cuatro años después, el gran goleador volvió al lugar que mejor le sienta. El destino quiso que cumpliera su sueño, terminar su carrera profesional en Brown de Adrogué, su segunda casa, la misma que en una de las tribunas tiene grabado su nombre en homenaje.

Gastón Ezequiel Grecco dejó la Primera C y desde Cañuelas pegó la vuelta a la Primera Nacional para colgar definitivamente los botines y quedar en la historia grande.

“Soñé está vuelta muchos años. Esto estuvo hablado desde siempre, terminar lo último de mi carrera en mi casa y gracias a Dios se pudo dar”, le comentó el 9 goleador de Brown  de Adrogué a La Unión.

Este retorno no significa un retiro a corto plazo. No es la última temporada. Gastón no tomó la decisión final de que este sea el año. Se siente capaz de darle una gran mano a Pablo Vico y el plantel para estar en los primeros planos.

Leé también:  En su estreno oficial, Brown repartió puntos en el Lorenzo Arandilla

“Vine para quedarme en el club. A tratar de estar, si me toca jugar lo haré y si no sumaré desde donde me toque. Es un desafío muy lindo y estaré a la altura. Se hizo una muy buena pretemporada, la terminé completa, me siento bien. A esperar el inicio del torneo”, destacó el oriundo de Llavallol.

"Sé que voy a estar peleándola. Hay delanteros muy importantes, y al que le toque hay que apoyar”.

Fue el primero en llegar de los 16 refuerzos que el Bigotón y Brown cerraron para la próxima campaña de la Primera Nacional. Había muchas  ansias. Y se concretó. “Estoy disfrutando de cada día, de cada entrenamiento, haciendo lo que realmente me gusta, es algo muy lindo haber vuelto para vestir esta camiseta. Es apasionante jugar un torneo como el Nacional y representa un gran desafío. Veremos qué pasa más adelante”, enfatizó.

Con 94 goles en Brown de Adrogué, Gastón Grecco se convirtió en el máximo artillero de la historia del club, superando a Rubén Tirapelli, aquel extraordinario centrodelantero que brilló en las décadas del ´70 y ´80, uno de los ídolos del Tricolor y que hace poco se encontraron en el Arandilla.

Leé también:  Ruggiero: "Voy a tratar de estar a la altura del equipo"

Seis goles le faltan para llegar al centenar, un objetivo que tranquilamente podría llegar a alcanzar a partir de la próxima temporada. “Por ese lado estoy muy tranquilo. Sé que voy a estar peleándola. Hay delanteros muy importantes, y al que le toque hay que apoyar”.

Gastón sabe que tendrá competencia y que tendrá que pelearla con sus compañeros.

Los últimos mercados de pases no fueron del todo satisfactorios para Pablo Vico en la búsqueda de delanteros. Siempre le faltó recambio. Pero este llegó en abundancia. A Grecco se sumaron Tomás Molina, Mauricio Carrasco, Matías Linas y Felipe Cadenazzi. Y tiene a Luciano Nieto, que también le puede ser útil en ese lugar.

“Somos seis y puede jugar cualquiera. Es una competencia sana entre jugadores muy buenos y grandes personas. Se armó un grupo hermoso que Dios quiera pueda hacer cosas importantes”, dijo Grecco.

A los 38 años, el delantero vuelve a la exigente Primera Nacional, después de su paso por la C con la casaca de Cañuelas. Y analiza el cambio que le espera: “He visto muchos partidos donde el ritmo es totalmente diferente, me voy adaptando y lo bueno es que todavía falta un tiempo para arrancar. Hoy por hoy está mucho más jerarquizada”.