El máximo artillero del Tricolor asumió este año como Coordinador de las Divisiones Juveniles. En los chicos volcará toda su experiencia para que sean profesionales el día de mañana y además habló de los entrenadores y de sus mejores goles.
Gastón Grecco volvió a Brown con un objetivo: retirarse y seguir ligado el club.

Ya lo tenía decidido. Él sabía que su retiro tenía que ser ahí, en el estadio Lorenzo Arandilla, con la camiseta de Brown de Adrogué, con un sector de tribuna que lleva su nombre, siendo el máximo goleador de la historia del club.

Gastón Ezequiel Grecco, el "9" Tricolor, colgó los botines en el cierre de la primera parte de la temporada, donde se dio el gusto de jugar algunos minutos, y desde el 1° de enero de este año asumió como Coordinador de las Divisiones Juveniles de la institución.

Con mucho recorrido en el fútbol, mayoritariamente en el ascenso, Grecco comenzó una nueva función, con chicos que tienen mucho que aprender en esta profesión. "Conmigo el que no estudia no juega. Confío en ellos y en su sensibilidad. Por ahora el boletín no les pido, ja ja. A los chicos que están en inferiores les digo que sean humildes y respetuosos".

Leé también:  Enrique, el octavo que se marcha del Tricolor
Máximo goleador del club.

El club debe ser el segundo hogar y lo deben cuidar. Ante todo deben ser buena gente".
Gastón quiere inculcar el sentido de pertenencia. Él siempre lo dijo, que Brown era el patio de su casa, ahí donde empezó su gran historia con la pelota. "Haber jugado en el ascenso fue hermoso. La pasé bien y mal. He sufrido y he estado feliz. Pasás de todo", comentó en Gol de Ascenso. Y agregó: "Hay muy buena calidad de jugadores en el ascenso, ya no se gana mas con la camiseta". El exdelantero también vistió la camiseta de otros equipos de la región como Tristán Suárez, Cañuelas y Argentino de Quilmes.

Leé también:  Pablo Vico aportó su granito de arena en una causa solidaria

Grecco es de ese porcentaje de jugadores que cuando se retiran no siguen la carrera de director técnico. Pero respeta y habla muy bien de las personas que lo dirigieron en su carrera. "Actualmente no me veo como entrenador. Me atrae más la parte dirigencial. El entrenador que mas me marcó fue (Oscar) López en Ferro. Tenía una manera muy linda de dirigirse a cada uno. (Pablo) Vico está hace 11 años en el club, pero siempre peleando algo, es raro que viva en el club. Para el afuera es algo muy llamativo. Para nosotros no".

Goles tiene un montón: 94 en Brown. Y a la hora de elegir "los que más disfruté fueron a Temperley y a San Martín de Burzaco, cuando los enfrenté con Cañuelas, pero el mejor fue con Ferro de media chilena contra San Martín de Tucumán", manifestó Grecco.