Los datos fueron proporcionados por el Sistema Federal de Medios Públicos, a cargo de la coordinación general del evento.
Otros $1.000 millones se gastaron desde el Ministerio de Seguridad en equipamiento, operaciones, traslado y alojamiento.
Otros $1.000 millones se gastaron desde el Ministerio de Seguridad en equipamiento, operaciones, traslado y alojamiento.

La Cumbre del G20 le costó a la Argentina, entre gastos de logística y seguridad, algo más de $3.000 millones. Dentro de esas cifras, la Unidad Técnica del G20 (UTG20) gastó unos $1.588 millones, que sobre un presupuesto de $1.750 millones que tenía asignado significó un ahorro de $162 millones.

Los datos oficiales fueron proporcionados por el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, a cargo de la coordinación general del G20. El presupuesto previsto para la Cumbre de Líderes incluyó los encuentros del 30 de noviembre y 1 de diciembre entre los mandatarios más gravitantes del planeta en la ciudad de Buenos Aires, y las 60 reuniones preparatorias en 10 ciudades del país durante todo el año de presidencia argentina del G20.

Otros $1.000 millones se gastaron desde el Ministerio de Seguridad en equipamiento, operaciones, traslado y alojamiento de unos 22.000 efectivos afectados en el principal operativo de cuidar las calles y la seguridad de los mandatarios, según se informó.

Y además, el Ministerio de Transporte destinó poco más de $300 millones a tareas de infraestructura en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque metropolitano.

El alquiler de los predios de Costa Salguero y Parque Norte ascendió a $84 millones. Por su parte, el monto de las reuniones preparatorias fue de $392 millones.