La actual titular de la empresa criticó con dureza a los funcionarios del anterior gobierno y los acusó de que "usaban el dinero de una empresa estatal para hacer propaganda política".
Galmarini, con munición pesada para los anteriores funcionarios.

La titular de Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, cuestionó este sábado el "relato macrista" sobre el manejo de la empresa durante la gestión de Cambiemos y advirtió que las anteriores autoridades "utilizaban el dinero de una empresa de capital estatal para hacer propaganda política".

"En los últimos cuatro años la empresa fue usada de manera espuria para hacer política partidaria", lamentó Galmarini, para quien las declaraciones sobre la gestión de los funcionarios anteriores "no se ve en las obras ni en la calidad de vida e bonaerenses y porteños".

En declaraciones a CNN Radio, la nueva titular de AySA remarcó que “la expansión del servicios fue bajísima” durante el mandato de Mauricio Macri como presidente, pese a que "tanto hablaron de agua y de las cloacas y de la necesidad de expandir el servicio y que los ciudadanos tuvieran agua potable y saneamiento cloacal".

Leé también:  Avanza la obra de AySA sobre Yrigoyen

Y sobre AySA insistió: "Es una empresa deficitaria y que no cumplió los objetivos que, como dijo el expresidente (Mauricio) Macri, en 4 años iba a dejar a toda la jurisdicción que estaba bajo AySA con 100% de agua y 75% de cloacas".

Por otra parte, Galmarini se refirió a la denuncia que realizó su marido, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sobre el pago mensual que AySA hacía a Boca para llevar periodistas a presenciar partido, y amplió: "La 'experiencia AySA', como le pusieron de nombre, llevaba (a los periodistas) al vestuario, les daban entradas gratis, tocaban la cancha, iban al VIP. Hay bronca en muchos hinchas que hasta me llamaron quejándose, porque no todos los hinchas de Boca pueden ir a la cancha".

Leé también:  Avanza la obra de AySA sobre Yrigoyen

En su línea, Galmarini advirtió que la empresa "no le daba un servicio a la gente, no expandía el servicio a municipios en los que todavía falta agua y cloacas" y reseñó que "en el medio incorporaron sin ninguna restricción 9 municipios de la provincia de Buenos Aires que estaba fuera de toda norma y esto hizo volcar la empresa". Y en base a eso, concluyó: "Esto es lo que más bronca me da: una empresa tan importante utilizada de manera tan espuria para hacer política partidaria"