Son dos vecinos de la localidad de Uribelarrea que al enterarse que una señora que estuvo en el velatorio fue internada con diagnostico de Coronavirus, tienen que cumplir con la cuarentena que habían violado.
rompieron la cuarentena para ir a un funeral y luego tuvieron que aislarse.
rompieron la cuarentena para ir a un funeral y luego tuvieron que aislarse.

Dos vecinos de la localidad de Uribelarrea, Partido de Cañuelas, fueron aislados tras la confirmación sobre que en el funeral en el que participaron en la ciudad de Lobos, estuvo una señora que luego fue internada con diagnóstico positivo de Covid-19.

Cuando el Hospital Zonal de Lobos confirmó el cuadro, las autoridades aislaron a un total de 84 personas que tuvieron contacto estrecho con esa paciente. Entre ellos, los dos vecinos de Uribelarrea.

Leé también:  Lomas: ¿cómo hacer reclamos y consultas sobre trámites sin salir de casa?

Según los primeros trascendidos, actualmente hay personas que se encuentran en teleseguimiento y a los dos vecinos de Cañuelas se les indicó permanecer aislados en sus domicilios durante 14 días.

El funeral en cuestión se realizó el domingo 17 de mayo para despedir los restos de Ángel Ares, de 19 años, fallecido en la madrugada del día anterior al impactar con su moto contra el guardabarros de un patrullero.

A las 10 de la mañana, más de 100 personas se concentraron frente a la Iglesia de Lobos para participar de un responso brindado por el párroco Claudio Mosca; y luego se habrían dirigido en grupo al cementerio, a pesar de la prohibición nacional de realizar ese tipo de ceremonias.

Leé también:  Gracias al laboratorio de la UBA, el Hospital Cuenca agilizará los resultados de los testeos de Covid-19

Asimismo, aseguraron que además se llevó a cabo un velatorio o reunión privada en un domicilio, según confirmó un familiar del fallecido en un mensaje en redes sociales que provocó la indignación de la comunidad lobense.

“Mi familia y amigos rompimos la cuarentena desde las 8 de la mañana hasta las 9 y ni un p... patrullero pasó a decir algo. Éramos más de 70 personas y me chupa un re mil huevo lo que piensen los demás”, fue el mensaje volcado en las redes sociales.