La institución inició los trámites y ahora restará confirmar si puede acceder a la asistencia económica que no iría a los futbolistas. El fútbol y las actividades en las entidades continúan totalmente paralizadas.
Los ingresos de las instituciones deportivas cayeron abruptamente
Los ingresos de las instituciones deportivas cayeron abruptamente.

Ferro Carril Oeste es la primera entidad futbolística del país en iniciar los trámites para solicitar los Programas de Recuperación Productiva (Repro) especiales que lanzó el Gobierno con el objetivo de asistir a las empresas en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

Se trata de una ayuda económica mensual para cubrir parte del salario de los empleados, pero en este caso sin incluir a los futbolistas que hoy militan en la Primera Nacional.

La medida está orientada a empresas pymes, pero Ferro fue el primero solicitarlo entre las instituciones futbolísticas y podría convertirse en un caso testigo para otros clubes.

Leé también:  Quilmes: habilitaron la producción de juguetes y productos textiles

Mientras definen estrategias en conjunto para superar la crisis que causará el parate por el coronavirus, los clubes empiezan a estudiar las herramientas que puso a disposición el Estado para poder hacer frente, al menos, al pago de los salarios de sus empleados.

Si bien es una herramienta que ya está vigente hace años (fue creada durante la crisis de 2002 en la gestión de Graciela Camaño para contener los despidos), la semana pasada el Gobierno relanzó el programa bajo el nombre “Repro Asistencia por la Emergencia Sanitaria”, orientado directamente a paliar la crisis generada por el Covid-19.

Este Repro es una asignación no contributiva a trabajadoras y trabajadores de industrias que se vieron obligadas a detener todos sus circuitos de producción y también los que realizan servicios y que, por el expreso aislamiento decretado por el Gobierno Nacional, tuvieron que suspender la actividad de todo su personal.

Leé también:  Quilmes: habilitaron la producción de juguetes y productos textiles

Si bien los clubes no son empresas, padecen la crisis y tienen dificultades para enfrentar el pago de los empleados. Los ingresos de las instituciones deportivas cayeron abruptamente con el agravante de que no se juega y aún no hay un panorama certero respecto de la vuelta del fútbol.