El intendente de Avellaneda fue uno de los políticos presuntamente espiados por agentes orgánicos e inorgánicos de la Agencia Federal de Inteligencia durante el Gobierno de Mauricio Macri.
"Son cosas que en democracia uno no creía que existían", dijo Jorge Ferraresi esta tarde. 

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, se presentará como querellante la semana próxima en una de las causas que investigan la presunta red de espionaje ilegal que desplegó la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri.

Así lo confirmó el propio jefe comunal al retirarse este viernes del Juzgado Federal N° 1 de Lomas de Zamora, donde fue citado para que tome vista de la causa. Según pudo saber La Unión, el juez le presentó toda la información recabada que encontró sobre él.

Ferraresi se mostró sorprendido por la cantidad de material y fotos que Villena le exhibió y que revela la persecución de la que fue objeto durante los últimos años. "Son cosas que en democracia uno creía que no existían", sentenció en declaraciones al canal de noticias C5N.

Leé también:  Ferraresi denunció que el Alto Avellaneda dejó de pagar impuestos en medio de la pandemia

Consultado sobre quién pensaba que recibía información sobre su actividad política y personal, el intendente de Avellaneda no lo dudó: "La secretaria de (Mauricio) Macri ", en alusión a Susana Martinengo, persona de estrecha confianza del exPresidente.

En declaraciones a C5N, el mandatario consideró que "el objetivo (del espionaje) era Cristina (Fernández de Kirchner)", y que los funcionarios, políticos y las personas que la rodeaban (y que fueron espiados) "piezas de rompecabezas menos importantes".

Para terminar, Ferraresi consideró que esta situación hace que "uno se siente desprotegido" y por eso adelantó que se presentará "como querellante" en la causa en la que también hay dirigentes políticos, empresarios y periodistas que fueron víctimas del espionaje.

Leé también:  ¿Por qué Ferraresi y su esposa decidieron aislarse preventivamente por 14 días?

Según lo que pudo reconstruir el juez Villena a partir de su investigación, las tareas de espionaje se habrían coordinado bajo el supuesto mando del entonces Director de Operaciones Especiales de la AFI, Alan Ruiz.

Según fuentes judiciales, lo hicieron a través de dos grupos de WhatsApp identificados como "Super Mario Bros" y "Grupo Pilar", que agruparon a casi una veintena de agentes orgánicos e inorgánicos de la AFI que en su mayoría había pasado de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires a la ex-SIDE tras el 10 de diciembre de 2015.

De esos chats, mails, conversaciones telefónicas y documentos que se recolectaron de distintas carpetas que hoy están en poder de la Justicia se desprende que esa información llegaba hasta los más altos mandos del Gobierno que, con esa información operaban.