En el lugar el Municipio está instalando 300 camas para ampliar la capacidad del sistema de salud. Se encuentra a minutos del Aeropuerto y cerca de la autopista Ezeiza-Cañuelas.

A pocas cuadras del barrio San Andrés, adonde se confirmó el primer caso de coronavirus de Ezeiza, el movimiento es incesante. Los camiones van y vienen, llevan camas y colchones. Ocurre que en un enorme predio cedido por Edesur por estas horas se está montando un hospital de campaña para asistir a las personas contagiadas con el Covid-19.

El espacio funcionará en el "Centro de Capacitación y Entrenamiento Betriz Ghirelli" de la localidad de Tristán Suárez. Se encuentra en un lugar estratégico: tiene acceso directo a la Autopista Ezeiza-Cañuelas y está a minutos del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. El edificio fue recientemente inaugurado por la empresa y luce en perfectas condiciones.

Leé también:  El Defensor del Pueblo de Avellaneda tildó de "irresponsable" a Edesur por los constantes cortes de luz

El Municipio actualmente está instalando 300 camas adicionales en el lugar para reforzar la capacidad del sistema de salud local. Como en otras localidades del Conurbano, las autoridades se están preparando hacer frente a la demanda para cuando llegue el pico de casos. Según proyecciones del Ministerio de Salud será alrededor del 15 de abril.

El Centro de Capacitación y Entrenamiento de Edesur posee distintos espacios cubiertos. Uno tiene 328 metros cuadrados con cocina y sanitarios. Cuenta con un galpón de 1.800 m2 con cuatro salas con aire acondicionados, un Salón de Usos Múltiples y otros sectores que pueden adaptarse a las necesidades de los médicos, de acuerdo a la coyuntura.

Leé también:  Los infectados de Coronavirus ya son más de 67 mil en el país

“Cuidarnos es responsabilidad de todos. No sólo con el trabajo diario de las cuadrillas, que ponen de manifiesto su vocación de servicio en estos momentos, sino también ofreciendo lo que tenemos a la comunidad para hacer frente a este desafío sin precedentes”, enfatizó Juan Carlos Blanco, presidente de Edesur.

“Hemos visto lo que ha pasado en Italia y tomamos esa experiencia para actuar de la mejor manera posible. Por eso estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo para hacer dos cosas: garantizar el servicio eléctrico y acercarnos a la comunidad con toda la ayuda que podamos ofrecer”, explicó Nicola Melchiotti, country manager de Enel Argentina.