"Viene para quedarse. En su condición de refugiado no hará declaraciones políticas", contó el canciller Felipe Solá tras el aterrizaje del depuesto presidente boliviano en Ezeiza.
El exmandatario boliviano llegó al país y se reencontrará con sus hijos.

El depuesto presidente boliviano Evo Morales arribó esta mañana al aeropuerto de Ezeiza para permanecer en el país bajo la condición de refugiado. Llegó junto al exvicepresidente, Álvaro García Linera y aquí se reencontrará con su familia.

"La condición de refugiado brinda todas las garantías de seguridad", sostuvo el canciller Felipe Solá al dar la noticia del arribo. "Vino para quedarse", agregó al referir su condición de refugiado político aunque sostuvo que se acordó que "no hará declaraciones políticas".

Leé también:  Evo Morales anunció que Luis Arce será el candidato a presidente del MAS

"Evo se siente mejor acá que en México", añadió en diálogo con la señal de noticias TN.

Respecto a la visión sobre el Gobierno que arribó a Bolivia tras un golpe de Estado, Solá sostuvo: "Es un gobierno de facto. Nosotros no lo reconocemos, pero no pondremos palos en la rueda para el proceso electoral".