El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República Argentina (Fecac), Gabriel Bornoroni, pidió al Gobierno que tome medidas.
Los precios de las naftas este año aumentaron un 16% en promedio.

Tras el fuerte incremento en el valor internacional del petróleo, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República Argentina (Fecac), Gabriel Bornoroni, aseguró que los precios de los combustibles están atrasados “un 38%” y que en algunas estaciones de servicio desde hace días hay desabastecimiento.

“El Gobierno sigue sosteniendo el congelamiento. Subsidió un 88% para las empresas productoras y un 12% para las provincias para seguir mantener este tope en los precios. El dólar estaba en $45,19 y el barril de crudo en $59. Después de este inconveniente en Arabia Saudita, el dólar se fue a $58,70 y el barril a $68,15”, explicó Bornoroni.

Para el líder de los estacioneros esta situación provoca un “desequilibro” entre los precios y los costos de producción, lo que según su modo de ver, no es sostenible a lo largo del tiempo. Si los precios se liberan, en principio, no podrían ajustarse tan abruptamente por el fuerte impacto que tienen las naftas en práctiamente toda la economía

“En 2017 hubo un aumento del 31%, en 2018 del 72% y en lo que va del 2019 hubo una suba del 16%. Puede ser que lentamente se vaya acomodando”, agregó.

Sin embargo, una situación que le preocupa a Bornoromi es la falta de abastecimiento de algunas petroleras en este escenario. “YPF está haciendo el mayor de los esfuerzos, pero otras miran para el costado. Miles de estaciones, especialmente en pueblos del interior, que brindan servicios sociales, si se quiere, como nafta para ambulancias, policía y bomberos, están desabastecidas desde hace cuatro días”, precisó.

Desde la Federación presentaron una denuncia en la secretaría de Energía para que el Gobierno comience a aplicar multas y de a poco se vaya normalizando la situación, pero hasta ahora no se conoce los pasos que va a dar la Casa Rosada respecto a este tema.

“Esperemos que de una vez por todas entreguen el combustible, porque lo tienen y no lo están entregando”, apuntó Bornoromi.