Según datos oficiales, en abril hubo 12.113.932 trabajadores, 203.900 menos que hace un año atrás.
Cada vez más personas buscan empleo y las ofertas no abundan.

El empleo en el sector privado volvió a mostrar su octava caída consecutiva en medio de una recesión que parecería no tener fin. En abril, hubo 12.113.932 trabajadores registrados, 203.900 menos que hace un año atrás, según datos oficiales.

Al observar la evolución del mercado laboral, teniendo en cuenta la modalidad de contratación, el sector privado es el más expulsivo. El total de asalariados fue de 6.138.700 trabajadores, un 0,1% menos que en marzo y 2,2% por debajo de la marca de abril del año pasado.

A pesar de este panorama, que aún no muestra mejoras concretas, desde el Ministerio de Producción y Trabajo ofrecieron una mirada optimista y aseguraron que la tendencia a la baja se “estabilizó”, por lo que la destrucción del empleo podría haberse tocado un “piso”.