El ciclo se extenderá hasta el 28 de este mes, con más nenes y nuevas escuelas. De
lunes a viernes, de 9 a 18, las piletas y los juegos del Parque Albertina están a pleno.

esta 2

El caluroso clima acompañó muy bien para que 2.500 de chicos de Lomas puedan disfrutar de la Colonia de Verano en enero. El ciclo, que reúne a vecinos de entre 6 y 12 años, se extenderá hasta el 28 de este mes, sumando más jóvenes y nuevas escuelas.
De lunes a viernes, entre las 9 y las 18, los chicos disfrutaron de las dos piletas, canchas de básquet y vóley, y juegos inflables que tiene el Parque Albertina, en Homero al 2600. Los nenes estuvieron
cuidados por 40 profesores, seis guardavidas, 17 ayudantes y más de 50 miembros del Plan Joven que colaboran en todos los detalles.
“Es una alegría inmensa participar de una nueva edición de esta Colonia, que es una oportunidad de
inclusión social y les da la posibilidad a los chicos de pasar el verano con amigos y en un predio de primer nivel, recuperado gracias al apoyo del Gobierno nacional”, señaló el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, al inaugurar el ciclo.
En cada jornada, los chicos son divididos en cuatro turnos de tres horas de duración y en grupos, según las edades. Cada día, reciben un refrigerio y barras de cereal al ingreso y a la salida del predio. Son trasladados hasta el lugar en micros, y durante su estadía quedan a cargo de una pareja pedagógica integrada por un profesor de educación física y un ayudante. Como complemento de la tarea de estos profesionales, existe un servicio médico y de enfermería para el cuidado de los chicos, al igual que una ambulancia especialmente designada.
De esta forma, se evitan infecciones, piojos, problemas en la piel o cualquier inconveniente para que puedan disfrutar de un verano saludable y en caso de ser necesario, se le otorgan los remedios.
Así, ya está todo listo para arrancar febrero, la segunda parte de la temporada de la Colonia de Verano.