Lo anunció en Rosario el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y destacó que "el gobierno nacional ha definido como una política estratégica en materia de transporte la recuperación del ferrocarril".

52f3f48b7ea75_260x173

"Nos hemos comprometido a que el tren vuelva a Rosario, y que en tres horas y media el que sale de Buenos Aires pueda llegar a esta ciudad", dijo este mediodía el ministro.

"Lo que hemos acordado -agregó- es que en el primer trimestre del año que viene el tren debería estar llegando a Rosario, el segundo trimestre como mucho".

En esa línea, también informó que se acordó con el municipio local "que ingrese al sur de la ciudad y que Esa sea su primera estación".

Randazzo realizó el anuncio este mediodía en la sede Rosario de la Gobernación de Santa Fe, junto al gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta local Mónica Fein.Del acto, en el que además se firmó un convenio entre la cartera de Interior y la provincia de Santa Fe para avanzar en la licencia de conducir nacional, también participó el secretario de Transporte, el santafesino Alejandro Ramos.

"Va a primar la necesidad de que los rosarinos vuelvan a tener el tren", dijo Randazzo durante una rueda de prensa.

"Lo que tienen que saber es que el tren Rosario-Buenos Aires el próximo año va a llegar al sur de la ciudad", precisó el funcionario.

En ese contexto, subrayó que "el gobierno nacional ha definido como una política estratégica en materia de transporte la recuperación del ferrocarril, tanto de pasajeros como de carga".

Randazzo precisó que la licitación del tendido de vías del tren Buenos Aires-Rosario se segmentó en 11 tramos y fue adjudicado a igual cantidad de empresas que realizarán las tareas "en forma simultánea".

"El precio testigo que pusimos fueron 850 mil dólares, muy por debajo del precio que pretendían las empresas que hasta esa fecha llevaban adelante obras de vías", señaló.

En este sentido, precisó que "se presentaron 38 empresas de las cuales 37 cotizaron por debajo del precio que nosotros habíamos puesto como referencia", quienes construirán "en 11 tramos la vía que son 526 kilómetros de Buenos Aires a Rosario".
Por su parte, el gobernador Antonio Bonfatti agradeció a Randazzo y a Ramos "por esta actitud federal de haberse trasladado al interior del país para venir a firmar un convenio, un hecho realmente inusual".

"Creo que esto marca un camino que para nosotros es importante y debemos reconocerlo públicamente", destacó Bonfatti.
En tanto, la intendenta Fein dijo que "de lo que los rosarinos tenemos que alegrarnos es de que el tren llegue a Rosario en el primer trimestre del año que viene, y vamos a trabajar para eso".