El delantero del equipo catalán y del seleccionado argentino ingresó a los 18 minutos del segundo tiempo y facturó por duplicado a dos del final ante el Getafe por la Copa del Rey.

imagen-messi-0

El cotejo se jugó en el Camp Nou catalán y ganó el local 4 a 0.

Messi, de 26 años, reemplazó a Andrés Iniesta a los 18 minutos de la segunda etapa, puso fin a una ausencia de 58 días ante el delirio de los hinchas, que colmaron el Camp Nou y vitorearon su nombre desde que lo vieron entrar en calor, y convirtió a los 44 y 47 minutos.

El rosarino, quien empezó su recuperación en noviembre en Barcelona y a fines de ese mismo mes viajó a Argentina para completarla, no mostró signos de dolor, pero sí destellos de su talento y su enorme capacidad goleadora con un doblete en el final del cotejo que su equipo ya ganaba con sendos tantos de Cesc Fábregas (9m.PT y 17m.ST), el segundo de tiro penal.

Messi, con estos dos goles, llegó a 329 gritos en 396 encuentros: 223 en 257 por Liga de España; 26 en 39 por Copa del Rey; 65 en 82 por Liga de Campeones de Europa; 10 en 11 por Supercopa de España; 1 en 3 por Supercopa de Europa; y 4 en 4 por Mundial de Clubes. Un promedio de 0,83 por ciento. Tremendo: casi un gol por partido.

Además, el capitán del seleccionado argentino que dirige Alejandro Sabella, convirtió 27 goles en 40 partidos amistosos (0,68 de efectividad) con la camiseta del ´Barsa´.

Messi, así, ratificó lo que se vio desde el jueves, día en el que regresó a Barcelona luego de las vacaciones por el impasse navideño: que está al 100 por ciento y que los catalanes lo aman.

Es más, el pasado viernes, en un partido de exhibición a puertas abiertas entre todos los jugadores azulgranas, había anotado tres goles.

Barcelona, dirigido por el también rosarino Gerardo Martino y con el santafesino Javier Mascherano de titular, con los tantos de Messi y Fábregas casi que selló su pase a cuartos de final ante Getafe (Lisandro López estuvo entre los suplentes). La revancha se llevará el 16 de enero en Madrid.

Por su parte, en otros encuentros por la ida de los octavos de final, Alcorcón venció, de local, a Espanyol por 1-0 y Betis (Guillermo Sara estuvo en el banco) hizo lo propio con Athletic de Bilbao por el mismo marcador; mientras que Racing de Santander empató en su estadio con Almería (Oscar Ustari de titular) 1-1.

Por último, Real Sociedad-Villarreal (Mateo Musacchio), Rayo Vallecano (Leonel Galeano)-Levante y Real Madrid (Angel Di María)-Osasuna (Emiliano Armenteros) completarán mañana los octavos de final.