El intendente, Martín Insaurralde, y a la presidenta de AySA, Malena Galmarini, se reunieron para avanzar en los distintos frentes cloacales que quedaron pendientes durante el macrismo. En ese contexto recorrieron las instalaciones de la Planta de Tratamiento Cloacal de Fiorito que permite extender la red a más de 300 mil vecinos.
Malena y Martín encabezaron la recorrida junto a trabajadores.

El intendente de Lomas, Martín Insaurralde, recorrió junto a la titular de AySA, Malena Galmarini, la Planta de Tratamiento Cloacal de Fiorito, que tiene disponibilidad para incluir a más de 300 mil vecinos a la red. En ese contexto, el Municipio y el organismo estatal reactivarán los distintos frentes de obra pendientes en los barrios.

"Reactivamos esta obra fundamental para quienes aún no poseen cloacas y, en sintonía con nuestro Presidente, se emplearán vecinos y vecinas, promoviendo el desarrollo local y la paridad de género", destacó Martín. 

Y agregó: "Conversamos sobre los grandes desafíos que tenemos por delante. Reforzamos nuestro compromiso de trabajar por quienes más lo necesitan, para llegar a todos y a todas".

Leé también:  Lomas: avanzan por Yrigoyen las obras de repotenciación del servicio cloacal
"Se emplearán vecinos y vecinas, promoviendo el desarrollo local y la paridad de género", destacó Martín en la recorrida. 

LOS DESAFÍOS ANTE EL ABANDONO. El trabajo conjunto será clave para poner en marcha muchas obras cloacales que durante la gestión del macrismo quedaron paralizadas, algunas de ellas que debían concluir en 2016 inclusive.

Por este abandono, muchos vecinos sufren inconvenientes como la falta del suministro de agua y la obstaculización de la circulación tanto en calles como veredas por los trabajos inconclusos. Frente a esto, el Municipio de Lomas impulsó durante los últimos años presentaciones legales a la anterior gestión.

Por ejemplo en Budge, en varias calles se dejaron pozos y excavaciones. Se trata de las obras de la Red Secundaria Cloacal Budge y la Red Secundaria Cloacal Salada Norte, cuyo convenio homologado en 2016 establecía que estarían finalizadas y operativas en 2019.

Leé también:  Avanza la obra de AySA sobre Yrigoyen

Asimismo hacia agosto del año pasado, cansados de las demoras y las promesas incumplidas, vecinos de Centenario y Banfield Oeste se movilizaron hasta la Casa Central de AySA en la Ciudad de Buenos Aires para exigir que la empresa inicie la obra de ampliación de la red cloacal denominada “Vétere 2” que comprende la zona de Las Heras, Martín Rodríguez, 12 de Octubre y Payró.

La Planta de Tratamiento de Efluentes cloacales beneficiará a 300 mil vecinos.