Los dos clubes de Villa Galicia organizaron una locreada en conjunto y lo recaudado será utilizado para sostener la labor social y solidaria. Además, Gastón Aguirre se sumó a la causa y sortearán una camiseta de Temperley.
Esta es la tercera iniciativa en conjunto entre los clubes.
Esta es la tercera iniciativa en conjunto entre los clubes.

Cuando se trata de trabajar unidos y en pos de ayudar a los más humildes, las rivalidades quedan de lado y dos clubes de un mismo barrio pueden embanderarse en una sola causa. Esto pasó en Villa Galicia, el corazón de Temperley Este.

El Club Ituzaingo y el Club El Porvenir se encuentran a 500 metros de distancia y, en diferentes ocasiones, se han enfrentado deportivamente representando sus colores. Ante el impacto del Coronavirus en la economía de muchas familias de Lomas, decidieron unirse y armar una iniciativa solidaria. Este sábado, desde las 9 de la mañana harán un “Locro Solidario”, vendiendo viandas a $200: todo lo recaudado será utilizado para comprar alimentos e insumos para asistir a familias de los dos clubes.

Además, los vecinos que así lo deseen podrán colaborar con un alimento no perecedero para la misma causa y, a cambio, recibirán una rifa para participar del sorteo por una camiseta de Temperley de Gastón Aguirre, quien también decidió acoplarse a la movida solidaria.

https://www.instagram.com/p/CAIobuhgfgM/

“En un primer momento cuando se decretó el aislamiento y el cierre de muchas instituciones como los clubes de barrio, nos mantuvimos al margen pensando que volveríamos pronto a las actividades. Al prolongarse la cuarentena, reconocimos que a muchas familias que viven el día a día les está costando hacerle frente al contexto, sobre todo a nivel económico, y decidimos que no podíamos mirar hacia otro lado”, contó Milagros Cisbani, secretaria del Ituzaingo.

Leé también:  Social Lanús y sus mujeres esperan el regreso a la normalidad

La iniciativa de recibir donaciones y ayudar a las familias más urgidas llegó a la Comisión Directiva y tuvo el apoyo total. Y a eso se acopló otra propuesta: sumar a El Porvenir. “Para que la propuesta sea más efectiva y podamos formar una red de contención barrial más amplia, me contacté con Nacho Comeglio, presidente de El Porvenir y nos pusimos de acuerdo de inmediato”, agregó Milagros.

Del otro lado, Ignacio Comeglio hacia su parte en esta historia. “Con Mily nos conocemos hace años, ya que más allá de que ella jugó en el Porve, en Villa Galicia nos conocemos todos”, contó, entre risas. “Desde que ella empezó a estar en la CD del Itu, comenzamos a establecer una relación institucional muy buena entre los dos clubes. Justo antes del comienzo de la cuarentena tuvimos una reunión en la Delegación Temperley Este porque se iba a conformar la mesa de “Argentina contra el hambre” y con Mily vimos que coincidíamos en varios puntos de vista y en cómo enfocar el tema. A mediados de abril nos contactamos y, viendo la situación, decidimos por primera vez lanzar una campaña en conjunto”.

Leé también:  Cómo se desarrolla la entrega de bolsones de comida en los clubes de Lomas

El resultado fueron dos grandes convocatorias (una en cada club) en la que, gracias a la ayuda de muchas personas, más de 50 familias de las dos instituciones pudieron recibir bolsones de comida. La de mañana en el Ituzaingo será la tercera iniciativa y, una vez más, esperan otro gran apoyo de los vecinos. “Para no desgastar el bolsillo a las personas que colaboran, decidimos cambiarlo por un servicio como es el locro y, con lo recaudado, poder seguir armando la misma cantidad de bolsones o más aún”, destacó Nacho. Como complemento, también se encargan de publicar todos los tickets de compras al igual que el control llevado en la venta de porciones.

Por su parte, Milagros agregó: “Ojalá sigamos manteniendo el nivel de convocatoria. Pertenezco a una comisión con consciencia social y que no deja escapar la posibilidad de accionar y asistir a la gente en este contexto que estamos viviendo, al igual que otras instituciones o vecinos del barrio”.

Los colores son distintos pero la pasión es la misma.
Los colores son distintos pero la pasión es la misma.