El Presidente apuraría la convocatoria a la comisión encargada de proponer una nueva fórmula y analiza incluir el tema en las extraordinarias.
La Cámara de Diputados podría volver a trabajar el 22 de enero.
Alberto Fernández quiere tener un nuevo índice de movilidad jubilatoria antes del 1 de marzo. Para eso instruyó al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que avance en las negociaciones para incluir el tema en el período de sesiones extraordinarias.

Más allá de que la Ley de Emergencia Económica le da al Gobierno un plazo de 180 días para definir un nuevo sistema de movilidad, el Presidente pretende despejar dudas. No le gustaron para nada las críticas que sostienen que aplicaría aumentos con discrecionalidad.

Leé también:  Vanoli: “En un país devastado, se privilegió a los más vulnerables”

Las prioridades de la agenda parlamentaria comenzaron a definirse durante el almuerzo que este lunes mantuvieron a solas Fernández y Massa en Casa Rosada. De todas formas el oficialismo aún tiene tiempo: ya que la Cámara baja comenzará a trabajar el 22 de enero.

Entre los proyectos que son fundamentales para la Casa Rosada figura la ratificación del Consenso Fiscal firmado con las provincias, el congelamiento de las jubilaciones de privilegio, incluso la Ley de Góndolas, que ya tiene media sanción en Diputados.

Sin embargo, esta última iniciativa permanece en stand by. Es que el Gobierno evalúa otras variantes para lograr que empresarios respeten los precios, aunque el tema es manejado bajo estricto hermetismo en el círculo íntimo del Presidente.

Leé también:  Los jubilados que cobran la mínima tendrán reintegros en las compras con tarjeta de débito

La gran duda en Balcarce 50 por estos días gira en torno a la predisposición que pueda encontrar en el Congreso para debatir tanto una reforma del índice de movilidad jubilatoria  durante el verano. Sucede que por lo bajo, hay legisladores que cuestionaron la anticipada convocatoria a extraordinarias durante el mes de enero.

Más allá de eso, el Presidente parecería tener decidido en avanzar en la convocatoria para que se reúna la comisión que por ley quedará facultada para debatir y cambiar la fórmula que había aprobado el gobierno de Mauricio Macri.