Las negociaciones por estas horas avanzan a contrareloj en la Cámara de Diputados. La intención del oficialismo es que el proyecto sea tratado en comisiones el próximo miércoles y en el recinto el jueves.
El Presidente Alberto Fernández quiere que el proyecto salga sin cambios.

El Gobierno está decidido a aprobar cuanto antes la reforma de las jubilaciones de privilegio. En la Cámara de Diputados ya comenzaron las negociaciones para avanzar con el tratamiento del proyecto en un trámite exprés en medio de un calendario muy ajustado.

La orden que bajó el presidente Alberto Fernández es que todo se resuelva más tardar la próxima semana. La intención del oficialismo es que el miércoles el expediente se discuta en comisiones y al día siguiente sea aprobado en el recinto sin cambios.

Lo que por estas horas puede poner en jaque el cronograma dispuesto por la Casa Rosada es que los diputados y las diputadas de los distintos bloques puedan contar con los pasajes para volver sin problemas a cada una de sus provincias, en una semana de feriados.

La Cámara Baja​ ya hizo reserva de vuelos de la cantidad que cada provincia pueda necesitar, algo que hoy hablarán los presidentes de los distintos bloques partidarios.

Mientras tanto el Congreso se transformó en una olla de presión. Representantes de las asociaciones de jueces y magistrados desde hace días empezaron a recorrer los despachos de los legisladores de la oposición para advertirles las “consecuencias” de la medida.

Los mensajes de WhatsApp van y vienen. Algunos incluyen pedidos de moderación, otros propuestas de cambios y los menos que amenazan con que se produzcan “renuncias masivas” de “magistrados y jueces” que podrían vaciar juzgados enteros.

Desde el entorno del Presidente aseguran que la medida no tiene vuelta atrás y que el oficialismo no aceptará cambios. “No estamos atacando a nadie con esto”, resalta un interlocutor del Poder Ejecutivo que asegura que “(los jueces) están un poquito descolocados”.

“Un Camarista cobra hasta $600 mil de jubilación. Con los cambios que proponemos pasaría a percibir $560 mil. La verdad, el problema acá es que no les gusta que les toquen nada”, se quejó un diputado que responde al kirchnerismo

Si todo avanza según lo esperado, el miércoles de la próxima semana defenderán el proyecto en comisiones el titular de la Anses, Alejandro Vanoli; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la ministra de Justicia, Marcela Losardo, entre otros funcionarios.

La ministra de Justicia consideró que no cree que el cambio sea “tan tremendo”. “Este proyecto de modificación de régimen es para reducir las inequidades en el sistema previsional, que también fue en parte ocasionado por estos sistemas jubilatorios especiales que no se quisieron dar de baja y justamente se mantuvieron porque se entiende que es un sistema de régimen de jubilación especial", dijo en diálogo con La Red.

“Seguirá siendo un régimen especial, se cambia de 60 años a 65 la edad mínima para jubilarse en varones y mujeres. También van a tener que tener 30 años de servicio, de los cuales, como mínimo, 20 van a tener que ser en el poder judicial y 10 continuos o discontinuos. Antes yo podía estar trabajando en el poder judicial, me iba, ejercía la profesión, después volvía y me jubilaba con este 82% móvil. Ahora, el ingreso para el cálculo del beneficio van a ser los últimos 120 meses en los cargos en los que estuvieron", explicó.

Y cerró “de 7.000 beneficiarios (que tiene actualmente el sistema), hay un haber promedio de $289 mil y hay algunos que cobran $770 mil"