El mandatario bonaerense, Axel Kicillof, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acordaron "monitorear" casos "de hoy y mañana" para ver cómo sigue la cuarentena en el AMBA, de cara a tomar medidas.
Los mandatarios evalúan la situación en dos distritos con los mayores porcentajes de casos de Covid-19.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, acordaron monitorear los casos de contagios de coronavirus en el Área Metropolitana "de hoy y mañana", antes de tomar una decisión conjunta con el presidente Alberto Fernández sobre la continuidad del aislamiento obligatorio.

El acuerdo fue alcanzado este mediodía entre ambos mandatarios durante una reunión, que se extendió desde las 10.30 a las 12.10, en la sede de la Gobernación de la provincia de Buenos Aires, en la ciudad de La Plata.

Leé también:  ¿Habrá temporada de verano 2021 en la Provincia?

"Se compartieron situaciones sanitarias de ambos distritos y quedaron en seguir monitorizando hoy y mañana", indicaron fuentes del Gobierno porteño luego de la finalización de la reunión.

En la charla, el alcalde porteño ratificó, en tanto, la continuidad del esquema de reapertura de actividades previsto que contempla hoy la habilitación de peluquerías y centros de estética; así como el lunes 3 la posibilidad que vuelvan a funcionar comercios situados en avenidas de alto tránsito.

En ese sentido, desde la Ciudad indicaron que el plan se cumplirá "siempre manteniendo los cuidados y reforzando la responsabilidad de la sociedad, sabiendo que el virus sigue estando".

Del encuentro también participaron el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco; y los ministros de Salud, Daniel Gollan, y de Seguridad, Sergio Berni; y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli y el ministro Fernán Quirós.

Leé también:  La pandemia alcanzó otro récord de muertes en el país

En tanto, Kicillof expresó anoche durante una reunión del comité de expertos de la provincia que "todos los que tenemos responsabilidad de gobierno, más allá de las diferencias, estamos muy preocupados por la situación que estamos atravesando, y vamos a tomar las medidas que sean necesarias”.

En ese tono, el ministro Gollan, dijo ayer que se están evaluando los últimos números y la velocidad en el ascenso de los casos de coronavirus en el AMBA, y advirtió que, si se disparan mucho los casos en agosto próximo, "el sistema va a saturar".