Tras las duras críticas cosechadas desde la oposición, la Casa Rosada modificó su estrategia e invitará a la expresidenta, a los gobernadores, sindicalistas y empresarios.
Las conversaciones serán cara a cara y se producirán en las próximas semanas.

Luego de las críticas que se hicieron escuchar desde distintos sectores de la oposición, el Gobierno modificó su estrategia para avanzar en la firma de un acuerdo de 10 puntos y anunció que ampliará su convocatoria, e incluirá a Cristina Kirchner, los 24 gobernadores, representantes de la CGT, la Iglesia católica, evangélica y empresarios.

Desde la Casa Rosada afirmaron que la intención es discutir algunas nociones básicas para generar los “cimientos que tiene que tener la Argentina para mirar hacia el futuro”, y adelantaron que las invitaciones se cursarán de manera formal, a través de cartas, para que los contactos con cada sector se empiecen a concretar en las próximas semanas.

Leé también:  El Gobierno vuelve a reflotar la discusión sobre las PASO

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a cargo de las negociaciones con el peronismo reconoció que el acuerdo “intentó trabajarse sin tomar estado público” con dirigentes del espacio Alternativa Federal y que tras ser filtrado por los medios de comunicación “la reacción no fue la mejor” entre los que convocados y no convocados.

El domingo, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, aseguró que el acuerdo de 10 puntos es una “operación” para “distraer y dividir” a la oposición en la campaña y consideró que “Argentina necesita políticas de Estado, no marketing electoral”. A la lista de cuestionamientos se sumaron Roberto Lavagna y Martín Lousteau.

Ante esto, Frigerio aseguró que “no es un contrato de adhesión ni un decálogo” sino “simplemente el inicio de una conversación para llegar a acuerdos básicos”.

Leé también:  Cristina: “Es necesario un contrato social de todos los argentinos”

El proceso, que no tiene plazos, continuará con reuniones bilaterales. Si bien “no hay espíritu” para alcanzar una fotografía con todos los actores presentes, no está descartada.

A la ronda de llamados que ya comenzó el Presidente -habló con Massa, Urtubey, Lavagna, Pichetto y Scioli-, se le sumarán los encuentros cara a cara. Hoy, por ejemplo, Marco Lavagna se reunirá con Frigerio en la Casa de Gobierno.