El organismo advirtió que por las elecciones volverá la “volatilidad” financiera y que la inflación se ubicará en torno al 40% en diciembre.
El organismo, de todas formas, apoyó el programa económico del Gobierno.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) encendió una luz de alerta sobre el futuro de la economía argentina: advirtió que a medida que se avecinen las elecciones habrá una mayor “volatilidad” financiera, que la inflación terminará por encima del 40% en 2019 y redujo sus proyecciones económicas tanto para este año como para 2020.

Tras la aprobación de un nuevo desembolso por U$S5400 millones, pos evaluación del cumplimiento de las metas trimestrales, el organismo divulgó su habitual staff report, en el que aseguró que el programa acordado por el Gobierno está “generando resultados”, pero realizó fuertes advertencias, relacionadas al riesgo electoral.

Leé también:  Estiman una inflación del 2,2% para julio

“Las necesidades de financiamiento son elevadas y una merma en la confianza del mercado puede traducirse rápidamente en una mayor tasa de riesgo que comprometería el acceso al financiamiento, una salida de inversores desde activos en pesos y presiones sobre el tipo de cambio”, dijeron los especialistas del FMI.

En este contexto, advierte como un problema adicional que las últimas renovaciones de deudas implicaron menores plazos para los títulos en pesos y dólares o mayores tasas de interés para aquellos que tienen vencimientos desde 2020.

En virtud de la proximidad de las elecciones, el board anticipó una caída de 1,3% en el PBI este año y un crecimiento de solo 1,1% para 2020, es decir recortó a la mitad sus números del pronóstico anterior.

Leé también:  Sube el dólar y el FMI apoya la política monetaria del Central

La inflación estimó que terminará el año en alrededor del 40%, muy por encima de las estimaciones de 30.5% realizadas en la tercera revisión