El organismo internacional advirtió que de profundizarse el drama social habrá problemas para lograr cumplir con los objetivos del acuerdo firmado con el Gobierno.
El FMI en alerta por la situación económica que atraviesa el país.

Nigel Chalk, vicedirector del Fondo Monetario Internacional para Occidente, advirtió que una eventual suba de la pobreza en la Argentina podría generar “serios desafíos” a la posibilidad de “lograr los objetivos del programa” financiero firmado con el Gobierno y causar posibles desajustes en el cumplimiento de los pagos de deuda.

Así, el organismo elevó el nivel de preocupación sobre la situación financiera del país, cada vez más volátil, porque el Gobierno no encuentra la forma de controlar la inflación y calmar al dólar que este lunes volvió a trepar 71 centavos y cotizó a $43,72.

Leé también:  El FMI encendió una luz de alarma sobre el futuro de la economía

“Somos muy conscientes, y también las autoridades (argentinas), de que un aumento en la pobreza podría imponer serios desafíos a la posibilidad de lograr los objetivos del programa acordado”, dijo Chalk, algo que no parece novedad para algunos inversores y economistas, que desde semanas vienen alertando sobre la vulnerabilidad del país.

En declaraciones al diario británico Financial Times, Chalk advirtió que si la pobreza sigue aumentando a un ritmo acelerado en el país, podría necesitarse una “recalibración del gasto social para proveer más espacio para que el Gobierno actúe para proteger a los pobres”.

No obstante, no brindó detalles sobre cuál sería el monto necesario para esa “recalibración”, un eufemismo para no hablar sobre el fracaso del programa del FMI.

Leé también:  Advierten que el gobierno “ya consumió el 90% del último desembolso del FMI”

Ante esta situación, el diario británico fue durísimo con el diagnóstico a futuro: “El riesgo es que si el gobierno fracasa en recortar lo suficiente el déficit por el gasto social extra, los mercados se pongan más ansiosos de que el ajuste fiscal de la Argentina no ocurra tan rápido como se cree necesario, y eso podría forzar a Argentina a buscar más deuda”.