Los precios aumentarán “como mínimo” un 3% adelantaron fuentes de la industria. De concretarse, la Premium se ubicará por encima de los $50.
La medida le pondría más presión a la inflación.

El próximo fin de semana el precio de las naftas en las estaciones de servicio volvería a aumentar debido a que las petroleras trasladarán a los surtidores los costos adicionales que tendrán por el incremento en el impuesto a los combustibles líquidos.

Según informaron fuentes del sector, el ajuste será de “un 3% como mínimo”, aunque no descartan que se ubique por debajo de un 4%. “La inflación de abril estuvo en torno al 3% y eso hay que reflejarlo, además, hay que agregarle el impuesto que sube”, explicaron.

Leé también:  El aumento de los combustibles será de entre 5% y 6%

Como la cotización del dólar se mantuvo estable en el último mes y el precio del petróleo no tuvo variaciones significativas a nivel internacional, se especulaba que YPF, Axion y Shell podrían postergar el aumento para no generar una mayor presión sobre la inflación, pero la suba es una decisión tomada.

Para los empresarios de la industria el retraso en el precio de los combustibles tiene un retraso que va del 5% al 20%. “Mientras la nafta aumentó un promedio del 13,5% entre enero y mayo, la devaluación del peso frente al dólar fue del 19% en ese mismo período”, argumentó un ejecutivo que pidió no ser identificado.

Leé también:  El costo de mantener un auto aumentó 61% en un año

Así, de concretarse el incremento que podría oficializarse entre sábado y domingo, la nafta Premium se ubicará cómodamente por encima de los $50 y la súper cerca de los $45, en la provincia de Buenos Aires.

La medida será un nuevo golpe a la economía y volverá a recalentar los precios.