En noviembre se registró una caída del 5% en la cantidad de puestos laborales del sector en relación al mismo período de 2017 y una baja del 1,7% respecto a octubre de 2018.
Los salarios de los obreros se ubicaron casi 20 puntos por debajo de la inflación.

El empleo formal en la industria de la construcción cayó a su nivel más bajo en los últimos 16 meses producto del brusco freno que sufrió la actividad, en medio de la recesión económica que atraviesa el país a partir de las políticas de ajuste aplicadas por el Gobierno.

Según datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), la cantidad de puestos de trabajo en el sector se ubicó en noviembre un 5% por debajo del nivel del mismo período de 2017, "profundizando su tendencia contractiva".

En noviembre se registraron 411.100 puestos de trabajo, un 1,4% menos que en octubre de 2018; y el sueldo promedio percibido alcanzó los $22.584, una cifra que representa un incremento del 27,7% interanual, pero que se ubica casi 20 puntos debajo de la inflación.

Leé también:  Ribeiro, en crisis: 1.500 trabajadores en alerta por despidos

La parálisis se hizo sentir en todo el país, no obstante los partidos que conforman el Gran Buenos Aires resultaron los más afectados, con un 25% de los puestos de trabajo perdidos.

En términos porcentuales, la región del NEA es la de peor desempeño por segundo mes consecutivo, evidenciando una retracción del 4,7% mensual”, detalló el documento.

Las empresas constructoras exhibieron, en promedio, un plantel de 14,1 puestos de trabajo registrados durante noviembre, nivel que se redujo un 0,8% mensual.

"Esta evolución se sustenta en una marcada contracción en el volumen de ocupación de las firmas de mayor tamaño, especialmente en aquellas de entre 500 y 1.000 obreros", aclararon desde el IERIC.

Leé también:  Mercedes Benz suspendió una inversión de U$S600 millones en el país

El IERIC indicó también que, en diciembre último, se registraron 23.187 empleadores en actividad, un 1% menos que en igual mes de 2017, lo que representa un total de 249 firmas menos que un año atrás.

Las provincias de Catamarca, Chaco, Salta y Chubut volvieron a ser las de mayor retroceso en cuanto a empresas en actividad, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires la cantidad de firmas se expandió en 115 durante los últimos doce meses, según cerró el informe.