Entre aplausos, lágrimas de emoción y palabras de agradecimiento, la Tía Chini pudo regresar a la casa de sus familiares en Monte Grande, tras vencer al Coronavirus.
El video fue grabado por una de las enfermeras del Hospital.

Fue un momento muy emotivo. Que quedó para la posteridad. Entre aplausos, lágrimas de emoción y palabras de agradecimiento, así fue la salida del Hospital Santamarina de Monte Grande de una paciente de 84 años, que después de mucho batallar, venció al Coronavirus.

Se trata de una mujer, oriunda de Catamarca, conocida como "la Tía Chini". La vecina, al retirarse del lugar, saludó al personal de salud que se reunió para despedirla y dejó una frase que los médicos no se la olvidarán más: "Que Dios los bendiga, fueron mis ángeles".

Las imágenes quedaron registradas en un video que este miércoles se viralizó por redes sociales y que el Municipio de Esteban Echeverría difundió a través de su cuenta de Twitter.

Leé también:  Dos vecinos de Banfield probarán la vacuna contra el Coronavirus

En la grabación se ve cómo la mujer transita un largo pasillo hacia la puerta de salida acompañada por un familiar, mientras las enfermeras y los médicos la ovacionan.

Visiblemente conmovida, con una mano apoyada en su pecho, Chini les tira besos por encima del barbijo y les agradece por todos los cuidados a los profesionales.

La recuperación de esta paciente fue celebrada fuertemente por todo el personal de salud y parte de la comunidad por tratarse de una paciente de riesgo, y parte de una de las franjas etarias más golpeadas por el Covid-19, según rezan las estadísticas oficiales.

"Chini" vive en Catamarca, pero a principios de marzo llegó de España al país. Como tenía síntomas de lo que podría ser el Covid-19 y se encontraba en casa de un pariente en Monte Grande, la internaron inmediatamente el Hospital Santamarina.

Leé también:  Cuál es el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva hoy

Si bien su cuadro no fue gravedad, ni experimentó complicaciones a lo largo de su internación, los médicos prestaron especiales cuidados debido a su avanzada edad.

Ahora, la mujer pasará unos días más en la casa de su pariente en Esteban Echeverría para terminar su recuperación y volverá a su provincia natal cuando termine la cuarentena.

Con el final feliz de su historia, Chini pasó a ser una de las casi 600 personas que en la Argentina pudieron recuperarse del Covid-19.

El Municipio festejó por eso. "Gracias a los médicos, enfermeros y todo el personal del Hospital Municipal Santamarina de Monte Grande por el compromiso y esfuerzo para cuidarla y acompañarla durante su internación", dijeron.