Habituados a las actuaciones presenciales, el grupo dirigido por Marinuchi Torres se adaptó a las circunstancias y se animaron a la aventura de grabar sus voces por separado.
SE PRESENTARON EN EL CCK.

El cuarteto Munay Voces para la primera infancia, un grupo vocal que transita por un repertorio para la primera infancia, compartió en sus redes sociales unas canciones que fueron grabadas desde los respectivos hogares de sus integrantes.

“El trabajo con los bebés es netamente presencial, por eso no teníamos nada grabado. Comenzamos a grabar en forma casera con una voz de referencia y después cada uno grabó su voz”, le explica a La Unión Mariana Torres, integrante y directora del grupo.

Esas canciones fueron grabadas y editadas, y luego subidas a las redes sociales. Incluso muchos padres les pedían que compartan algún registro, en especial luego de la presentación en el Espacio Infancia del Centro Cultural Kichner, en octubre de 2019.

Leé también:  El Trío Barbarie, tango joven con raíces en la tradición
La música dirigida a los bebes tiene sus propios códigos.
La música dirigida a los bebes tiene sus propios códigos.

La música dirigida a los bebes tiene sus propios códigos. “Grabamos con fondo agradable, sin correr el foco de atención para que estimulen la voz. Para los más grandes, es distinto”, apunta la artista y docente de José Mármol.

El cuarteto, que se completan con las Alejandro Martínez, Nan “China” Arias y Lele López Jofre, es una agrupación vocal formada por músicos docentes, que promueve la sensibilización  musical como eje del proceso de aprendizaje.

Inspirados en las afirmaciones de Violeta Hemsy de Gaiza con respecto a la importancia de la estimulación de la capacidad musical desde edades tempranas es que, Munay Buenos  Aires brinda conciertos vocales para primera infancia y talleres de estimulación prenatal.

Leé también:  El artista de Temperley que cada viernes se encarga de entretener a cientos de vecinos

Desde el ámbito educativo formal, invita a un Cambio Paradigmático, realizando investigación e intercambio con entidades musicales internacionales y realizando Gestión y Logística de Capacitaciones Docentes.

EN VERSIÓN CUARENTENA. Como otros tantos proyectos colectivos, Munay voces para la primera infancia también siente el efecto de la cuarentena y del aislamiento social. “Lamentamos no poder juntarnos.  Cuando uno se junta a ensayar hay una cuestión vibracional y esto no se produce a través de una llamada. De todos modos, estamos mejor de lo que esperamos”, cierra Marinuchi.

SU ÚLTIMA GRABACIÓN EN YOUTUBE:

ESCUCHALOS EN INSTAGRAM:

https://www.instagram.com/munayconciertosparabebes/