Con shows, un mural y muestras de los talleres al aire libre, el espacio del Municipio festejó con todo. El intendente de Lomas, Martín Insaurralde, destacó el trabajo de docentes y estudiantes: “La inclusión forma parte de la igualdad”.

Con una gran fiesta popular, el Centro Cultural Fiorito celebró su tercer aniversario. Cientos de vecinos se acercaron hasta Recondo y Camino Negro para disfrutar de shows y exhibiciones que se realizaron al aire libre a cargo de los más de 1.500 alumnos que asisten a la institución. En los festejos estuvieron presentes el intendente, Martín Insaurralde, y su esposa, Jesica Cirio.

“Mientras ustedes me sigan dando este acompañamiento, vamos a seguir construyendo estos centros culturales como el de Fiorito, el de San José, el de Banfield, el de Temperley. Para nosotros la inclusión forma parte de la igualdad”, remarcó Martín al subir al escenario y destacó el rol del Centro Cultural y la importancia que tuvo la inversión del Municipio.

Martín y Jesica soplaron las velitas junto a dos alumnas.

Desde la tarde las inmediaciones del espacio del Municipio se llenaron de color y de distintas expresiones culturales. Los banderines que adornaban la plaza cerca de la entraba anunciaban que allí se vivía una verdadera fiesta. Los automovilistas que pasaban por la colectora de la Autopista Presidente Perón reducían su marcha y se quedaban mirando el espectáculo por unos segundos.

Leé también:  Qué fantástica esta fiesta

No era para menos. El paisaje lo ameritaba. En la esquina, el grupo Destello Santiagueño tocaba unas chacareras para que gauchos y chinas bailaran al compás de la música. La Orquesta de Fiorito, en un escenario de espaldas a la UPA, tocaba algunas estrofas de “Despacito”, el hit de Luis Fonsi, y en otro sector, chicos y adultos pintaban un mural a diez manos, mientras otros dibujaban a un costado.

Martín pasó por cada uno de los espacios donde los talleristas y los estudiantes exhibían lo que habían aprendido durante el año. “La verdad que es muy lindo ver cómo la cultura pisa fuerte en el barrio”, señaló mientras saludaba a los vecinos y felicitaba a los profesores por el trabajo que habían realizado. Lo secundaban el jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales; el secretario de Gobierno, Martín Choren; el subsecretario de Cultura, Matías Gasparrini, y el diputado provincial, Federico Otermín.

Color y ritmo en una tarde única.

Luego de tomarse algunas fotos y de hablar con los vecinos, el Intendente recorrió el interior del centro cultural, donde en tres aulas pudo ver presentaciones de los estudiantes que asistieron a los talleres de comedia musical, guitarra, peluquería, y una clase de Zumba en el salón central a todo ritmo.

Leé también:  El Colegio Tierra del Sur inauguró un mural especial

Angela Cascini y Fabricio Escalante, profes de canto y teatro de comedia musical, se mostraron “muy contentos” de poder compartir este momento con las autoridades.
En sus talleres durante el año participan unos 70 y 80 chicos y jóvenes de Fiorito, un número muy importante de vecinos que se suma a los 800 que participan de las clases de la Escuela en el Centro Cultural El Ceibo, de Banfield.

Ya afuera, como parte del cierre de la jornada, Martín y parte de su Gabinete se sentaron en la primera fila frente al escenario central para disfrutar de un show de la Orquesta Infanto Juvenil de Fiorito y del Grupo Tropilla Malambo.

“Cuenten conmigo y con este equipo, no están solos en esta lucha de querer progresar, querer soñar. En Lomas de Zamora podemos seguir soñando podemos seguir pensando que estamos para más”, dijo Martín

Sobre la inversión del Municipio, Martín destacó: “Era impensado que el Estado en la ciudad de Fiorito viniera a invertir en inclusión, en cultura, que un pibe y una piba de Fiorito puedan tocar el violin, puedan tener ganas de soñar, de expresarse a través de sus sentimientos y la verdad que un grupo de talentosos hicieron esto realidad”.

Leé también:  Miles de vecinos disfrutan de las clases gratuitas

En su discurso, también se diferenció de la gestión de Cambiemos, y aseguró que no está de acuerdo “con el Estado que cree que hay que achicar” y con la idea de “un Estado débil”, en el que “sólo los fuertes pueden gobernar. “Yo vengo de una formación política que viene con la ampliación de derechos con inclusión”, señaló.

Finalmente le agradeció a los presentes por participar de la celebración y felicitó a los que hacen posible que el Centro Cultural de Fiorito funcione y ofrezca todas las semanas talleres y actividades gratuitas.

“Cuenten conmigo y con este equipo, no están solos en esta lucha de querer progresar, querer soñar. En Lomas de Zamora podemos seguir soñando podemos seguir pensando que estamos para más”, cerró.

Grandes y chicos pintaron un mural conmemorativo.

Tras los aplausos, los integrantes del centro cultural trajeron una torta con los colores del edificio y el intendente sopló las velitas junto a su esposa y dos estudiantes del taller de comedia musical, al compás del feliz cumpleaños.

El Centro Cultural de Fiorto fue durante el verano sede de la Colonia Cultural, con talleres gratuitos que funcionaron a pleno y también tuvo una agenda cargada de espectáculos de teatro y música para grandes y chicos.