Temperley no tuvo un buen partido e igualó 1-1 en el Beranger con Deportivo Armenio.

_SML9080r

El Gasolero entró dormido y rápidamente se encontró abajo. Ramos aprovechó una desatención defensiva a los nueve minutos y marcó el 1-0. Al Cele le costó mucho y lo más claro fue Minadevino con un tiro libre en el travesaño.
En el complemento, a Temperley le costó bastante romper el cerrojo defensivo que propuso la visita. Encima, la roja a Unyicio complicó más la historia. Pero cuando el partido moría, López encontró de cabeza el ansiado
empate.
Con el punto, el Celeste sigue vivo y en carrera.