Tras varios meses de obra, la avenida se extiende hasta el límite entre Almirante Brown y Presidente Perón.
Cascallares recorrió la zona y aprovechó para dialogar con los vecinos.

El asfalto de la avenida Espora a partir ahora llega hasta Guernica, justo en el límite de Almirante Brown y Presidente Perón. Las obras que se realizaron en respuesta a un viejo pedido de los vecinos se inauguraron en un evento con actividades culturales.

La nueva traza tiene dos carriles por mano, un boulevard divisor y luces LED de última generación, un escenario que hasta hace muy pocos años era impensado para muchos. Este trayecto era de tierra. El barrio con la pavimentación se revalorizó por completo.

El fin de semana, sobre Espora desde la calle Cané hasta Garibaldi se realizó una exposición de autos antiguos, y desde Carlos Diehl hasta la calle Ezeiza, hubo un desfile de murgas, que grandes y chicos pudieron disfrutar durante toda la tarde.

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, aprovechó la oportunidad para recorrer la zona y hablar con cientos de vecinas y vecinos de Glew y Longchamps.

“Lo prometimos y cumplimos. Hoy vemos como estamos finalizando la obra de la nueva Avenida Tomás Espora desde Ministro Rivadavia pasando por Longchamps y Glew. Estos trabajos que ya culminan por estos días benefician a decenas de barrios y a más de 200 mil vecinos y vecinas de estas tres localidades”, indicó.

Durante la recorrida del jefe comunal, los vecinos y las vecinas le agradecieron al intendente y a su equipo presente la concreción de la obra que incluyó toda la hidráulica para evitar anegamientos que ya eran históricos y finalmente se resolvieron.

Cascallares destacó además la importancia de que la Comuna haya habilitado dos nuevos ramales de las líneas de colectivos 501 y 506 "lo que permite que miles de usuarios puedan utilizar a diario estos servicios para trasladarse mejor por la ciudad.