El defensor afirmó que no se aburre, entrena y se ocupa de la casa. Ve televisión, cocina, charla con amigos y la familia. También habló de fútbol, el parate y cómo está el club.
Santiago Echeverría habló de todo: pandemia, fútbol y el presente del Tricolor.

Brown de Adrogué venía en alza hasta el parate de los campeonatos de AFA. Después de una floja primera rueda en la Primera Nacional, el Tricolor enderezó el rumbo, se alejó del puesto de descenso y mantiene un invicto de cinco partidos. El último, ante el puntero de la Zona B San Martín de Tucumán recobró el ánimo del plantel que dirige Pablo Vico.

Hoy, el fútbol pasó a otro plano tras decretarse la cuarentena por el Coronavirus y los jugadores aprovechan la inactividad para trabajar desde sus casas y ocuparse de otras cosas que en el día a día de entrenamientos no podían realizar.

Tal es el caso de Santiago Echeverría, que en diálogo con La Unión comentó: "Trato de mantener la cabeza ocupada todo el día. Cuando no es entrenando, haciendo algo de la casa, cocinando, viendo televisión, preparando algo en la computadora, charlando con mi esposa, con amigos, con la familia. Tampoco me vuelvo loco porque no me aburro de estar tranquilo o tener un rato de ocio. Lo disfruto, no lo tomo como un sufrimiento esta cuarentena porque me concienticé y me preparé desde un primer momento. Es una manera de contribuir como un ciudadano común, es nuestra manera de ayudar a las personas que tiene que salir a poner el pecho por nosotros. No es algo habitual estar encerrados, pero si mantenés la mente abierta es más simple de lo que parece".

El defensor surgido de Talleres de Remedios de Escalada no quiso polemizar con fechas estimativas del retorno del fútbol, ya que para él la salud es el principal tema a resolver. "Prefiero no entrar en ese tema de si se va a seguir el torneo o empezar uno nuevo. No creo que sea momento de estar en la polémica o de hablar del juego, porque por delante del juego y del dinero está la familia y la salud. Para que vuelva el juego tiene que estar asegurada la salud de todas las personas del fútbol: utileros, dirigentes, jugadores técnicos, cancheros, la gente que trabaja en los clubes, la familia de los jugadores y todas las personas. Hay muchas cosas para poner sobre la balanza y siempre va de lado de la salud. No me interesa decir quién va a ascender o descender. Eso es parte de un juego, no es de vida o muerte, los profesionales y la gente al mando dirán cuando se vuelve a entrenar. Obviamente todos tenemos ganas de entrenar pero cuando vos te ponés ansioso tenés que pensar en la salud de las personas. Estamos ante un evento totalmente mundial que nos sobrepasa como argentinos y tenemos que responder a lo que dice el presidente".

Leé también:  Brown suma nuevas bajas en el plantel profesional
El festejo después del cabezazo goleador frente a San Martín de Tucumán en Adrogué.

En relación a la parte económica, Echeverría manifestó que Brown de Adrogué es un club ordenado y que están abiertos a escuchar a los dirigentes. "No mantengo un trato diario. Nos manejamos entre los referentes del equipo, no estamos todo el tiempo insistiendo porque Brown de Adrogué es un club muy ordenado en el cual confiamos y sabemos que va a hacer las cosas lo mejor posible. Hasta el momento no tuvimos que hablar porque no hay nada que hablar. La fecha de cobro no ha llegado y cuando llegue veremos como está el club, en que situación se encuentra y como afrontamos lo que sigue. No especulamos con eso. Obviamente los sueldos no son como los de Primera División, pero no nos volvemos locos. Vamos a tratar de colaborar entendiendo al club, yo hablo de Brown, que es un club que se maneja bien desde hace muchos años. No me preocupa esa parte en realidad por el club que me toca, ojalá que muchos de los jugadores de otros clubes puedan decir lo mismo, pero en nuestro caso particular sé que Adrián (Vairo, el presidente) y Martín (Camarero, el vicepresidente primero) van a hacer las cosas de muy buena manera".

"obviamente los sueldos no son como los de Primera División, pero no nos volvemos locos. Vamos a tratar de colaborar entendiendo al club, yo hablo de Brown, que es un club que se maneja bien desde hace muchos años".

El equipo de Pablo Vico se estaba acomodando en el torneo luego de una comienzo malo en cuanto a resultados. La segunda rueda había traído los primeros triunfos en el estadio Lorenzo Arandilla: All Boys y San Martín de Tucumán, este último líder de la zona.

Leé también:  Linas, sin renovación: "Entiendo que esto podía pasar"

"El parate nos agarra ganándole al puntero y cosechando una serie de puntos importantes. Era el momento nuestro en el torneo, de la levantada, cuando comenzamos a demostrar una solidez como equipo, más entero y compacto. Como que todos estábamos entendiendo el mensaje. Fueron seis meses de adaptación más la pretemporada de enero. Considero que se comenzó a ver el equipo que queríamos en las últimas fechas de noviembre y este año. Pero no hay que quedarse con eso, lo bueno es que todos entendimos el mensaje y si se reanuda o se juega otro torneo vamos a ser más fuertes todavía porque comprendimos a qué podemos jugar, a qué debemos jugar y qué pretende el cuerpo técnico", dijo.

Por último, reveló lo importante que fue para el plantel el 1-0, con gol suyo de cabeza, ante el equipo de La Ciudadela: "Todo triunfo es importante y más contra el puntero y de local. Son todas cosas muy valorables. Anímicamente te hace creer en el grupo. No es que nadie crea en nadie, pero estos golpes tan fuertes para arriba te traen otra tranquilidad".