Un galpón frente a la estación que operaba como una fábrica, con decenas de plantas y un laboratorio, fue desarticulado por la Policía en un megaoperativo.
Se desbarató un gran negocio de drogas.
Se desbarató un gran negocio de drogas.

El dueño del galpón era apodado el "Rey de la Flor" fue procesado junto a otras cinco personas como acusados de integrar una banda dedicada a comercializar drogas sintéticas, marihuana y cocaína en fiestas electrónicas tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires y el balneario uruguayo Punta del Este.

El "Rey de la Flor" está acusado de ser el propietario de un sofisticado invernadero con casi 500 plantas y flores de distintas especies para la elaboración de drogas.

La investigación, a cargo del juez federal porteño Sebastián Casanello, comenzó en octubre de 2017, siguiendo a un dealer.

Esta droga se producía en una casa ubicada frente a la estación de trenes de la localidad bonaerense de Lanús y en la que se descubrió un invernadero, el cual estaba a cargo del "Rey" y su padre.