Un informe de la ONU aseguró que al menos 5.000.000 de personas sufrieron la falta de alimentos o estuvieron uno o varios días sin comer. El problema también alcanzó a sectores de la clase media baja.
El panorama es cada vez más preocupante en todo el país.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri se duplicó la cantidad de personas que sufrieron hambre, según un informe que publicó recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés).

Entre 2013 y 2015, las personas que en algún momento padecieron la falta de alimentos o estuvieron sin comer uno o varios días fueron 2.500.000, según el promedio trienal. Entre 2016 y 2018, ese número saltó a 5.000.000, según precisaron los especialistas.

Leé también:  Alberto Fernández: “El escenario que tenemos es muy feo por donde se lo mire”

El estudio no contempla lo ocurrido en 2019, cuando la devaluación del peso volvió a sentirse con fuerza y los salarios del sector formal tuvieron una baja del 2,6% y los no registrados, una caída real del 10,6% hasta agosto (último dato disponible).

El impacto de la crisis económica también golpeó a las familias de clase media y clase media baja que vieron comprometido su poder adquisitivo ante el avance de la inflación.

La FAO consideró que entre 2016 y 2018 14,2 millones de personas atravesaron una situación de “inseguridad alimentaria moderada”. Esto quiere decir que se enfrentaron a la “incertidumbre” a la hora de obtener alimentos y “se han visto obligadas a aceptar menos calidad o cantidad en los alimentos que consumen”.

Leé también:  Presentan el Mapa de la lucha contra el hambre en Lanús

Al mismo tiempo, la ONU reveló que en los últimos 3 años más de 2 millones de argentinos sufrieron subalimentación, es decir que tuvieron una dieta alimentaria insuficiente para obtener la cantidad de energía necesaria para llevar una vida normal, activa y sana.

Las consecuencias de la mala alimentación pueden ser varias: sobrepeso, obesidad, malnutrición, lo que es la puerta de entrada a distintas enfermedades.