María Inés Errea, doctora en química, es quien ideó el proyecto vencedor a base de productos naturales para el almacenamiento de energía y su uso hogareño en termotanques solares.
los resultados retardan el enfriamiento del agua en un 14%.

María Inés Errea, profesora e investigadora del Instituto Tecnológico de Buenos Aires y docente de la UTN Regional de Avellaneda, junto a los ingenieros Jorge Bergamo y Ezequiel Rossi (los tres, pertenecientes al Departamento de Ingeniería Química de la universidad) y Laura De Angelis consiguieron el primer puesto en el 7° Congreso de Ciencias Ambientales en la categoría Tecnología Ambiental, al presentar un proyecto basado en productos naturales para el almacenamiento de energía.

“Nuestro trabajo consistió en una desarrollo experimental llevado a cabo en el marco de nuestro interés por contribuir a la sustentabilidad energética, el uso eficiente de la energía y el cuidado del medio ambiente. Los materiales que preparamos, a base de aceites naturales, permiten mantener caliente, por un tiempo más prolongado, el agua almacenada en un termotanque”, explicó detalladamente la Doctora en Química.

EL PROYECTO DE LOS DOCENTES FUE ELEGIDO ENTRE 35 TRABAJOS.

Los estudios fueron llevados a cabo durante 3 años en el laboratorio de Ingeniería Ambiental del Instituto Técnológico de Buenos Aires, donde se pudo comprobar que el agua almacenada en un termotanque tardó un 14% más de tiempo en enfriarse cuando se utilizaron los materiales diseñados por este equipo de trabajo. “El objetivo es que tenga, en un principio, un uso hogareño para las personas”, afirmó la directora del proyecto, el cual contó con un importante financiamiento del ITBA para su desarrollo.

LOS ESTUDIOS DEL PROYECTO SE HICIERON DURANTE 3 AÑOS.

La participación de los docentes en el Congreso se basó en brindar una charla sobre el tema desarrollado y presentar un escrito para describir el proyecto, que fue evaluado previamente y seleccionado entre aproximadamente 35 trabajos del área. “Como trabajamos permanentemente en investigaciones del medio ambiente, siempre estamos atentos a todos los congresos que abarquen esta temática”, indicó la ganadora del evento nacional, que tiene lugar cada dos años en Capital Federal.

Leé también:  Piden donantes de sangre: habrá una campaña en la sede de Racing Club

Como parte de las observaciones en escala de laboratorio, la profesora del ITBA contó que tuvieron que diseñar y constuir un termotanque pequeño, a través de cálculos hechos por los ingenieros Bergamo y Rossi, y preparar el material obtenido de fuentes naturales para probarlo. El próximo paso de los docentes es escalar el proyecto para comprobar la eficiencia del mismo, pero para ello se necesita aún más financiamiento.

Los resultados del trabajo presentado forman parte de la Tesis de Maestría en Ingeniería Ambiental en la UTN Avellaneda del ingeniero Bergamo, la cual dirige la docente Errea y co-dirige De Angelis.

“Actualmente me encuentro trabajando en otro proyecto que consta del desarrollo de un tratamiento para agua contaminada con metales pesados, es decir, modificamos químicamente materiales de origen natural para que actúen como absorbentes y logren capturar plomo, cromo y arsénico”, adelantó la mujer sobre sus nuevos objetivos e investigaciones.

Leé también:  La UTN de La Plata fabricará máscaras de bioseguridad para protegerse del Coronavirus

“Recibir un premio siempre es estimulante. Que te evalúen tus pares y colegas, a los que respetas y admiras por su labor, y que digan que tu trabajo es bueno, te hace sentir que transitas el camino correcto”, dijo Errea, para luego agregar: “Que la gente se entere de lo que uno hace es importante, quizás alguien toma la posta o aparece algún interesado en colaborar, no podemos saber cuantas puertas se pueden llegar a abrir en un futuro”.

La mujer de 55 años participó por primera vez del Congreso de Ciencias Ambientales, a diferencia de su compañero Bergamo, quien ya había estado en diversas oportunidades junto a otros grupos.