Fue director de “Esperando la carroza” y “Cien veces no debo”, dos clásicos del cine argentino. También se destacó en teatro y en televisión.
También fue actor, guionista, autor y director teatral.

Hace una década, el 17 de junio de 2009, fallecía Alejandro Doria, a los 72 años, uno de los grandes del cine, la televisión y el teatro argentino, y el director de “Esperando la carroza”, una película que es parte del acervo cultural nacional.

Basada en la obra de teatro homónima del uruguayo Jacobo Langsner, este grotesco estrenado en 1985 es un clásico imperecedero y muchas de sus escenas son objetos de culto, incluso para las nuevas generaciones.

Doria tuvo bajo su lente en este film a China Zorrilla, Luis Brandoni, Antonio Gasalla, Enrique Pinti, Mónica Villa, Betiana Blum, Julio De Grazia, Juan Manuel Tenuta y Andrea Tenuta, un verdadero seleccionado del cine argentino.

Leé también:  “La odisea de los giles” va por el Oscar

En 1984, había dirigido el drama “Darse cuenta”, con Dario Grandinetti y Luis Brandoni, un drama que mostraba la relación entre un médico y un paciente en pleno proceso de recuperación.

Tras el éxito de “Esperando la carroza”, Doria dirigió el grotesco “Cien veces no debo”, que protagonizaron Norma Aleandro, Andrea del Boca y Luis Brandoni, que también fue un éxito y se transformó en un clásico, que también tiene escenas de antología.

Al margen de su filmografía, que comprende once títulos, en televisión se destacó por programas como “Alta Comedia”, “Atreverse”, “El Rafa” y “Los especiales de Alejandro Doria”, todos ellos revolucionarios en su tiempo.

Leé también:  Volver y un ciclo de cine argentino

También fue actor, guionista, autor y director teatral, en una larga carrera y prolífica carrera donde cosechó premios por doquier.

Los artistas que trabajaron a su lado nunca dejan de recordarlo por su excelencia artística y también por su calidez humana.