Se trata de Rodrigo Peláez que conducía el auto en el que se movían los ladrones.
El joven fue detenido en su casa.

Las imágenes de las cámaras de seguridad, un casco de obrero y un rastreador satelital fueron los elementos fundamentales que permitieron localizar y detener en Avellaneda a uno de los acusados de asaltar al turista sueco Christoffer Persson, a quien debieron amputarle una pierna.

Rodrigo Armando Peláez fue capturado en su casa de la localidad de Sarandí, donde la Policía de la Ciudad de Buenos Aires encontró el Peugeot 207 gris usado la noche del robo. El vehículo está a nombre de una constructora y pertenecía al padre del detenido. Según los investigadores, Peláez lo utilizó sin que su familia lo supiera.

Leé también:  Inflación: jornada de debate en la Universidad de Avellaneda

El joven de 22 años se cree fue quien manejaba el auto al momento del asalto al turista sueco. Ahora buscan al tirador, sobre el cual ya tienen información aunque no fue localizado.

El único detenido de la causa, luego de negarse a declarar ante el juez de Instrucción Alfredo Godoy, quedó está acusado de robo agravado por lesiones un delito por el que podría ser condenado a una pena de entre entre 6 años y 7 meses a 25 años. Voceros judiciales comentaron además que Peláez cumplía una probation por otro delito.