Está señalado como uno de los líderes de una banda que extorsionaba a los feriantes. “Manejaban una de las grandes cajas negras de la Bonaerense”, dicen los investigadores.
Tras la caída de Jorge Castillo y Quique Antequera, la feria funciona sin sus líderes.

La vida en libertad para Félix Ireneo Ramírez se terminó. El excapitán de la DDI Lanús-Avellaneda, acusado de liderar una banda de policías que extorsionaba y cobraba coimas a puesteros de La Salada, fue detenido en Burzaco después de más de un año prófugo.

El hombre era un eslabón clave del sistema de recaudación ilegal montado por miembros de la Bonaerense en la feria de Lomas de Zamora. La Justicia, luego una extensa investigación, determinó que el negocio se expandía más allá de los límites de Ingeniero Budge.

Leé también:  Asesinan a balazos a un policía en un supermercado chino de San Miguel

Ramírez se cree era uno de los jefes de la organización. De hecho, en un allanamiento, le secuestraron una agenda con registros de comerciantes. Los investigadores sospechan que la banda cobraba una “cuota” semanal a los puesteros a cambio de protección, para que puedan trabajar. “Es una de las grandes cajas negras de la Bonaerense”, resumieron.

El excapitán fue arrestado por la Gendarmería cuando viajaba rumbo a un comercio familiar, ubicado en la zona Sur del conurbano bonaerense.  “Fue detectado tras tareas de inteligencia. Se movía por la zona con mucho cuidado”, explicaron voceros .

Tras ser arrestado, el policía se negó a declarar ante el fiscal a cargo de la causa, Sebastián Scalera. Por este hecho, ya fueron detenidos otros 17 agentes de la fuerza, entre ellos, tres comisarios mayores

Leé también:  Un Policía baleó a tres mujeres y a una nena de 12 años

En el marco de la causa ya fueron detenidos otros 17 agentes, entre ellos, tres comisarios mayores.