Pidieron a las autoridades nacionales y provinciales una respuesta para las 2 mil familias afectadas por la situación y anunciaron una protesta para el próximo lunes.
anunciaron una protesta para el próximo lunes en la puerta del frigorífico.
anunciaron una protesta para el próximo lunes en la puerta del frigorífico.

Trabajadores despedidos de la empresa Cresta Roja pidieron este jueves ayuda a las "autoridades nacionales y provinciales" para "buscar y agotar todas las soluciones posibles para salvar" los puestos de trabajo de unas 2 mil familias y anunciaron una protesta para el próximo lunes en la puerta del frigorífico, en la localidad de Esteban Echeverría.

Así lo informó a Carlos Stasiuk, vocero de los trabajadores despedidos de la empresa alimenticia, ubicada en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, quien señaló que viven "una situación terrible" signada por "la pobreza total y el hambre", luego de haberse quedado sin empleo.

Leé también:  La iniciativa de Echeverría para los apasionados del patín que se expandió a nivel internacional

Con estos reclamos, los despedidos anunciaron la realización el próximo lunes, a partir de las 8 de la mañana, de una protesta y olla popular en la puerta de la planta de la localidad de El Jagüel, en Esteban Echeverría.

Los operarios, abandonados por el Sindicato de la Carne a nivel nacional, mantienen desde hace tiempo una permanencia pacífica, con un acampe, sobre la avenida Fair al 2800 y, al mismo tiempo, sostienen un fondo de lucha para atender las necesidades más críticas de sus familias.

Uno de los primeros actos de la gestión de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal fue justamente en la sede de Cresta Roja; a mediados de abril del 2016, cuando los dos prometieron la "reactivación de las plantas" de la firma y la generación de "trabajo de calidad", algo que no sucedió, según recordó Stasiuk.

Leé también:  Finalmente, Racing tendrá su predio en Esteban Echeverría

"Es terrible lo que estamos viviendo, vivimos de lo que podemos vender en la calle como tortilla y pan casero, pero nunca pudimos remontar la situación económica. Somos trabajadores en situación de calle, en la pobreza y el hambre con nuestras familias", denunció Stasiuk.

"Pedimos, desde lo más profundo de nuestro corazón y hacemos un llamado al gobierno nacional y al gobierno de la provincia para que nos ayuden para volver a tener nuestra fuente de trabajo y volver a tener dignidad y poder llevar el plato de comida a nuestra familia", sostuvo el referente de los despedidos.